Se trata de una pedagogía interna dentro de las zonas veredales, para capacitar sobre la dejación de armas a los miembros de las Farc, con el fin de disipar las dudas que tengan al respecto.


En cada zona veredal, las Farc mantienen una costumbre estricta de estudiar en las mañanas y en la mayoría de los días, ese estudio es sobre los acuerdos firmados con el Gobierno, “para poder responderles preguntas a ustedes”, han dicho guerrilleros consultados en las zonas.

Con el inicio del cronograma de dejación de armas y las dificultades que se han presentado en esa logística, se abren espacio las dudas; con el fin de disiparlas se hará durante los próximos días una capacitación específica, diferente a la que harán los cerca de 320 guerrilleros que tendrán permiso para salir de las zonas a nivel nacional (60) y las que se harán en niveles regionales (diez en cada zona).

Así mismo, avanza la capacitación para el trabajo que hace el Sena, al menos en algunas de las zonas, según lo cuenta su director Alfonso Prada.

“Estamos en este momento en seis zonas veredales, mañana entramos al Cauca. Estamos en Buenos Aires, en Caldono, en Miranda, también estamos ya en Puerto Asís (Putumayo), ya estamos en Anorí (Antioquia)”, dijo.

Según cuenta, los guerrilleros han hecho peticiones sobre educación específica en diferentes áreas: “Nos han pedido formaciones muy especiales. Por ejemplo, en Miranda nos pidieron que metiéramos adicionalmente construcción y en Anorí nos pidieron que metiéramos adicionalmente reparación en motocicletas; en Puerto Asís me pidieron que metiéramos adicionalmente panadería”.

Por lo pronto se sigue el proceso de registro y la Misión de la ONU informó que se llevarán a las 26 zonas veredales los kit para que sus más de 400 observadores vigilen los contenedores temporales que se dispusieron para la recolección de armas.

Fuente: ElColombiano.com