Diariamente se presentan quejas por los atracos permanentes a los que son expuestos habitantes de barrios como Satélite, La Fragua, Villas de Santa Rosa, San Andrés, Quintas de la Laguna y Parque Las Flores. Incluso estudiantes de las universidades de Cundinamarca y Uniminuto son víctimas de los delincuentes. Vea video de un robo.  

Para los habitantes de los barrios y sectores mencionados, la carrera 5 entre diagonal novena y calle 8 se ha vuelto el sector preferido para los delincuentes porque la única salida de esta vía es un reducido y oscuro callejón.

“Eso es un hueco donde a toda hora están atracando, robando, fumando marihuana y bazuco; de día y de noche hay robos y atracos. Todas las semanas hay algún problema ahí. Yo recibo muchas quejas, incluso a altas horas de la noche”, aseguró  Bernabé Garavito, presidente de la JAC del barrio Satélite.

Los robos son constantes y las autoridades no han tomado medidas para reducir la inseguridad  y evitar que los ciudadanos de bien sean víctimas de los delincuentes.

 “Hay mucha inseguridad y expendio de droga porque todos los días aquí hay atracos. Claro que además de  la falta de policía, no hay  unión entre  las personas del barrio para que haya más seguridad, una sola golondrina no llama agua…”sostuvo  Elizabeth Jiménez, propietaria de una vivienda sobre la carrera 5.

A diario cientos de estudiantes pasan por el callejón que conecta al Satélite con la Avenida 3M; ellos también son víctimas de los delincuentes. “Hace como tres meses me atracaron a plena luz del día y me robaron el celular. Fue un tipo que se veía como  drogado”, añadió  Edna Soto, estudiante de la Udec.

Recientemente se presentó un robo a una mujer en plena luz del día, el cual quedó registrado en cámaras de seguridad. El delincuente aprovechó que ella  venía sola por la carrera 5 por el costado de la Universidad de Cundinamarca. De un momento se ‘abalanzó’ sobre la víctima, tirándola al piso.  “El  sujeto me atacó con arma blanca y me robó el celular; por la herida que me ocasionó duré 6 días incapacitada”, dijo.

Los habitantes de la zona están cansados de tanta delincuencia, incluso algunos propietarios denuncian daños a sus inmuebles. “Muy terrible y lo peor es que uno no puede decir nada porque en mi caso me han roto los vidrios varias veces por denunciar”, puntualizó Alba Marina González, residente del sector.

Si bien el alcalde Juan Carlos Saldarriaga anunció esta semana que comenzará el proceso de compra de la vivienda que no permite extender la carrera  5 hasta la avenida 3M, la comunidad pide que mientras eso sucede, la policía haga rondas permanentes en la zona, especialmente en el callejón.