Cerca de 1.600 pacientes fueron atendidos, diagnosticados y tratados por supuestos médicos que presentaron falsos certificados para ser contratados en hospitales públicos del departamento.


Con títulos falsos, supuestos médicos fueron contratados en algunos hospitales públicos de Cundinamarca, quienes habrían atendido a cerca de 1.600 pacientes. La denuncia fue hecha por la Contraloría departamental.

La Contraloría aseguró que en la hoja de vida, tres médicos anexaron títulos falsos para ser contratados y prestaron el servicio poniendo en riesgo la vida de los usuarios del sistema de salud.

«Se prestó la atención a cerca de 1.600 pacientes por gente que no tenía el título profesional como médicos. Generamos las alertas pues esa contratación se hizo a través de empresas de servicios temporales», señaló Ricardo López, contralor de Cundinamarca.

Las universidades víctimas de los falsos médicos certificaron que estas personas no adelantaron carreras profesionales en dichas instituciones. De igual forma, los certificados permitieron ampliar los hallazgos de las auditorias.

«Faltó el deber de inspección y vigilancia, de supervisión por parte de los gerentes», acotó el Contralor López.

Los médicos falsos deberán responder por falsedad en documento.

Fuente: Noticiasrcn.com