La Contraloría General de la República, abrió una investigación para establecer si en el programa desarrollado por el Gobierno de las 100 mil viviendas gratis se han presentado sobrecostos.


El contralor delegado para la Infraestructura, Nelson Isaziga, dijo que la petición fue elevada por el Congreso de la República. Sin embargo, el ministro de Vivienda, Luís Felipe Henao, dijo que este proyecto ha sido totalmente transparente. Isaziga dijo que el proceso se inició como consecuencia de una solicitud elevada por el senador Carlos Alberto Baena.

“Frente al tema de la vivienda gratuita la Contraloría empieza una investigación a solicitud del Congreso de la República. El Congreso en la colaboración armónica entre los poderes que establece la constitución nos solicita, específicamente el senador Carlos Alberto Baena, y considera la contraloría pertinente revisar el costo de la vivienda gratuita”, manifestó Isaziga.

El investigador agregó que teniendo en cuenta los costos que se venían manejando de vivienda de interés prioritaria, llama la atención que los de vivienda gratuita son más elevados y cuando los de vivienda de interés prioritaria para el cierre financiero es necesario que el constructor consiguiera los clientes, que los clientes cumplieran con unos ahorros programados y con una serie de requisitos que exigía la ley para poder acceder a la venta de vivienda.

Señaló que “con las viviendas gratuitas existe un negocio que se encuentra asegurado en el momento en que usted realiza la construcción y está garantizada la compra de la vivienda por parte del Estado colombiano, y en ese orden de ideas hay que mirar el riesgo del negocio y la rentabilidad de la inversión”, subrayó.

De acuerdo con el Contralor Delegado, la inversión en el programa es del orden de los 4 billones de pesos y de ahí la importancia de revisar el plan bandera de la entrega de las 100 mil viviendas.

El ministro Henao sostuvo que en su despacho están muy tranquilos frente a la investigación y recordó que el Ministerio de Vivienda desde hace un año pidió el acompañamiento a la Contraloría y la Procuraduría dentro de los procesos para la adjudicación.

«No hemos tenido una sola queja por corrupción, ni un llamado de atención», señaló Henao y añadió que es la oportunidad para demostrar a todo el país que el programa ha tenido un proceso eficiente y transparente.

Anotó que también será una oportunidad que permite eliminar los malos usos de quienes están en campañas políticas y que pretendan utilizar de manera inadecuada los programas que tiene el gobierno a favor de los ciudadanos.El ministro hizo referencia a pronunciamientos del senador Carlos Alberto Baena sobre supuestos sobrecostos. Al respecto, dijo que el congresista recurre a cifras que en el país no se dan.

Explicó que el senador Baena cree que la vivienda baja de precio y que se pueden construir de 25 millones de pesos, lo cual no es posible.Recordó que se están haciendo viviendas con promedio de 50 metros cuadrados, con un modelo en el que se paga al constructor cuando la vivienda está terminada, lo cual, dijo, ha sido el éxito del programa.