Pese a la evidente vulneración de los derechos colectivos de los ciudadanos del municipio de Soacha, usuarios del sistema masivo de Transporte Transmilenio, el juzgado administrativo 35 de Bogotá en su auto fechado el 25 de septiembre, decidió negar las medidas cautelares solicitadas por la Personería Municipal y apoyadas con la firma de cerca de 11 mil ciudadanos.


La acción popular se colocó ante los atropellos que sufren a diario quienes deben utilizar este sistema de transporte debido a la falta de buses alimentadores en el municipio de Soacha.

Según manifestó el juez, no existe el suficiente material probatorio para aceptar las medidas cautelares y ordenar la apertura de la estación de integración de San Mateo que cada vez más toma la forma de “elefante blanco”.

Debido a la decisión del juez, la Personería Municipal de Soacha apelará dicha decisión ante el Tribunal Superior de Cundinamarca para que sea esta entidad la que decida el futuro de las medidas solicitadas.

Es importante recordar que en la acción popular la Personería solicitó el ingreso de manera inmediata del servicio de alimentadores, así como la puesta en funcionamiento de la estación de integración que fue inaugurada en el mes de noviembre del año pasado, pero que no ha sido puesta al servicio de la comunidad.