En la prolongación de la audiencia del pasado martes 7 de diciembre realizada ayer en Soacha, el juez segundo municipal negó la petición de libertad que había solicitado la defensa del mandatario.


Sin embargo el abogado Darío Bazzani, defensor de Martínez en este proceso, apeló la decisión y ahora el caso pasa a manos del Tribunal Superior de Cundinamarca, quien deberá decidir si anula o confirma la medida de aseguramiento consistente en detención domiciliaria, impuesta desde el pasado 12 noviembre por una juez de control de garantías.

Significa que el alcalde deberá seguir en detención domiciliaria debido a que el proceso se reactivará una vez termine la vacancia de la justicia.