Juntas Comunales de Cundinamarca son premiadas

En el caso de Sibaté, se destacó el trabajo de la junta de acción comunal de la vereda Bradamonte, donde desde el 1 de julio del 2012 realiza actividades que promueven la sana convivencia, la integración, el trabajo en equipo, el liderazgo, el desarrollo sostenible, la armonía entre sus habitantes y las buenas prácticas ambientales.

El segundo puesto fue para la junta comunal de la vereda Potosí del municipio de Caparrapí, donde se incentiva la práctica deportiva en los habitantes de la vereda, como una salida a la violencia y a las pocas oportunidades de progreso de la región. Esto, sin tener una infraestructura deportiva adecuada, ni alternativas de emprendimiento económico para los campesinos, quienes se dedicaban al cultivo de la coca para sobrevivir.

En Soacha se reconoció el trabajo de la junta del barrio Juna Pablo II, donde sus habitantes tomaron la iniciativa de salir todas las noches, entre las 9 p.m. y la 1:00 a.m., a hacer rondas y plantones en la cancha de micro futbol, que antes era invadida por los delincuentes y los consumidores de sustancias psicoactivas, para recuperarla como un lugar de integración familiar y práctica deportiva.

En Gachetá, en el sector conocido como Cruces de Hatogrande, la junta comunal, con mano de obra de la comunidad, logró mejorar y embellecer el aspecto de los caminos veredales, se realizó el mantenimiento y mejoramiento del camino sendero Villa parte baja San Martin-Cruces de Hatogrande, entre otras obras.

Fuente: Rcnradio.com