Luisa Fernanda Moreno Peñaloza, nacida el 10 de Octubre de 1994 en la capital de la república, habitante por cerca de 12 años del barrio los Olivos III sector, taekwondista de corazón, abandonó su niñez por dedicarse a este disciplina deportiva.


Jorge-Rey-Construyendo-País

Jorge-Rey-Construyendo-País

Tocó todas las puertas y siempre se las cerraron quienes podían colaborar para que esta pequeña deportista sintiera el apoyo incondicional de su municipio, algunos incluso se burlaron por su estatura, pero quienes si creyeron fueron sus padres Blanca Inés Peñaloza y Eliécer Moreno, un empleado que todos los días madruga a las 4:30 am para iniciar labores en una empresa grande mientras que su progenitora ya a punto de terminar carrera universitaria, la guerrea en colegios privados del municipio, ganando honestamente una bicoca de sueldo que le permita alimentar a su familia y sufragar los gastos de la máxima revelación del deporte infantil.

No ha sido fácil, todos en su familia se sacrifican para que Luisa Fernanda tenga lo mejor, hasta su hermano Felipe, menor de siete años que la acompaña a diario en los entrenamientos.

En medio del camino desértico, aparece quien es considerado por Luisa Fernanda Moreno Peñaloza, su mentor: José Albeiro Cárdenas Ferreira, excelente instructor de esta disciplina deportiva, director del club de Taekwondo Lee Ninken Ryu, ubicado en Bosa, localidad séptima, cuyo lugar de entrenamiento es el paraíso de una de las artes marciales más importantes del mundo.

Gracias al tesón de entrenador y alumna, hoy los dos se han dado el lujo de recorrer los mejores escenarios de la capital de la república, Cundinamarca, incluyendo Soacha, Chiquinquirá (Boyacá), sede deportiva de la campeona nacional de taekwondo, alzando los trofeos de campeona de los mejores eventos organizados por la Federación Colombiana de esta disciplina y sus filiales. Maestros americanos y Japoneses no han dudado en considerarla la revelación de este deporte en Colombia en su categoría, incluso el propio presidente de la Federación la cataloga como un prospecto para ser medallista Olímpica, en un tiempo no muy lejano.

Muchos han sido los sufrimientos de sus padres, el factor económico es clave para un deportista, máxime que desplazamientos, alimentación e inscripción a torneos valen dinero, lo mismo que la indumentaria deportiva. Dice el viejo dicho, ‘cuando uno quiere, le gusta’ por ello progenitores, profe y abuelos revuelan en cuadro para cumplir el sueño de la nueva revelación del taekwondo.

Más de 8 trofeos, entre ellos dos internacionales y cerca de 60 medallas son el resultado del esfuerzo. Por ese talento, la Fundación Éxito, donde trabaja su padre, le aporta una cifra importante semestralmente para la indumentaria deportiva, pero lamentablemente por falta de recursos hoy está perdiendo la posibilidad de dos invitaciones internacionales a Venezuela y Argentina.

A partir del otro año, Luisa Fernanda Moreno Peñaloza pertenecerá a la liga de Bogotá, buscando la posibilidad desde ya de empezar a concientizarse de buscar una presea dorada a nivel nacional y donde quiera que se presente el ciclo Olímpico, no se podrá olvidar el nombre de la niña porque, dicen los expertos, en menos de cinco años puede ser medallista olímpica, abandonada por Soacha.

Queda para reflexionar:

El IMRDS sí planifica la inversión para los deportistas del municipio?

Cuál es el criterio para que los deportistas del municipio participen a nivel nacional con el apoyo del IMRDS?

Cuál es el seguimiento que se hace a los clubes deportivos del municipio con respecto a la inversión de los dineros otorgados por el IMRDS?

Cuántos clubes deportivos de papel hay en Soacha?

La invitación es a divulgar la mejor tarea deportiva en esta sección. Escribir a [email protected]