Soacha y Sibaté son dos municipios rodeados por el fantasma de la muerte a causa del cáncer originado por el asbesto. Recientemente fue Ana Cecilia Niño, pero antes la fatal enfermedad acabó con la vida de tres miembros de la familia Bravo y del comunicador Edgar Francisco Sosa; precisamente la esposa de este último narró en Periodismo Público radio el triste episodio que la dejó sin su ser querido.


Amelia Segura, esposa de Edgar Francisco Sosa Moreno, explicó la forma en que su cónyuge adquirió un severo cáncer de pulmón, producto de su trabajo con el asbesto. Así mismo contó su lucha para que el Congreso legisle y prohíba el uso de este mineral en el país, sabiendo que la fibra es altamente cancerígena y está prohibida en buena parte de los países del mundo.

Amelia forma parte del grupo de personas que emprendieron una cruzada para lograr que el Congreso prohíba el uso del asbesto, o apruebe un referendo para que el pueblo colombiano se manifieste. Sin embargo las batallas se han perdido porque los senadores no han puesto interés en el tema y en dos ocasiones han hundido el proyecto.

Pero la memoria de Edgar Francisco le ha dado las fuerzas suficientes para continuar la batalla al lado de otras personas que luchan para evitar que sigan quedando huérfanos, viudas y dolor en las familias, a causa de este material letal para la salud humana.

Así habló Amelia Segura en Periodismo Público radio: