El anuncio lo hizo este martes la alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López. No habrá consumo ni venta de licor en sitios púbicos ni permiso para fiestas ni aglomeraciones.

La mandataria dijo que con estas medidas “habrá menos lesiones y menos riñas». Adicionalmente el jueves y viernes de esta semana no se permitirá la venta de licor a través de domicilios.

En cuanto a las reuniones familiares, López aseguró que solo se permitirán las del círculo familiar estrecho, y para quienes quieran reunirse con sus padres, se recomienda que no lo hagan si hay alguna persona con síntomas.  «Cualquier ciudadano que tenga tos, perdida de olfato o dolor de garganta, debe aislarse y reportar su caso», señaló la mandataria.  

El Distrito recomendó hacer las reuniones familiares en sitios donde circule el aire como jardines, patios o terrazas.

Además, dijo que este año solo salieron cerca de 1.2 millones de personas, muchas menos que el año pasado, “por eso se mantiene el pico y placa y el pico y cédula para evitar circulación pública de los ciudadanos. El contagio creció mucho por lo que pasó desde inicios de diciembre hasta el 24, día de Navidad», sostuvo.   

Si bien la ocupación de camas UCI en Bogotá ya llega al 72%, López dijo que espera que en las próximas semanas comiencen a descender estas cifras. 

Aunque las autoridades siguen confiando en el autocuidado y la responsabilidad individual, la Policía y la administración distrital reforzarán la inspección, vigilancia y control en toda la ciudad sobre la prohibición de venta y consumo de licor, fiestas clandestinas y el uso y venta de pólvora.