La Secretaria de Región Capital de la Gobernación de Cundinamarca, Sonia Durán, dijo hoy que ya está definida la primera etapa del Tren de Cercanías para el tramo comprendido entre Facatativá y la carrera 30, y la calle 183 hasta la estación La Caro.


La funcionaria dijo que se está esperando la entrega del estudio del Metro para empezar a realizar la gestión respectiva, y se estima que el proyecto del Tren de Cercanías tendría una inversión de 900 millones de dólares.

“Nosotros quisiéramos abrir ya la licitación de la construcción del Tren de Cercanías, pero ustedes entenderán que se deben cumplir primero con unos protocolos, pero esperemos que se pueda hacer en el primer semestre del año 2010”, explicó la Secretaria.

Por estos dias se ultiman detalles sobre el estudio del tramo entre Facatativá y la carrera 30 en el tema de demanda, intersecciones y del costo de las mismas.

Según Durán, el estudio que arrojó el Ministerio de Transporte y que fue avalado por el Gobierno Nacional comprende 106 kilómetros que van desde Facatativa hasta la estación de la Sabana y de ahí hasta Zipaquirá y Tocancipá.

Antecedentes y soportes del proyecto

Seguramente muchos cundinamarqueses recuerdan que el actual gobernador en su primer mandato se refirió a la necesidad de construir un sistema de transporte que uniera al Distrito con los municipios de la sabana. Inclusive en ese periodo se habló de Soacha como municipio beneficiario del proyecto, desconociendo seguramente que el gobierno nacional decidiera mas adelante enterrar el corredor fèrreo para darle paso a la doble calzada Bogotá- Girardot y a la pobre adecuación de la troncal de Transmilenio.

En Bogotá se comenzó a hablar en serio sobre el proyecto del tren de cercanias a partir del decreto 619 de 2000 en su numeral 4 (derogado por el decreto distrital 469 de 2003). Sin embargo en el artículo 181 del mismo decreto 619, y pese a ser modificado por el art.50 del decreto 469 de 2003, se especificaron los corredores por donde funcionaría:

Artículo 150, decreto 469 2003

El artículo 181 del decreto 619 de 2000 quedará así:

“El Tren de cercanías se adelantará en una vía fija y exclusiva que consta de 128 kilómetros de corredor férreo existente que comunica al Distrito Capital con los municipios de la red en las siguientes líneas:

– Línea Bogotá – La Caro ( 34 kilómetros de línea férrea)

– Línea La Caro – Zipaquirá ( 19 kilómetros de línea férrea)

– Línea La Caro – Suesca ( 40 kilómetros de línea férrea)

– Línea km 5 – Facatativá ( 35 kilómetros de línea férrea)

La infraestructura complementaria está compuesta por las estaciones, los patios de maniobra, los triángulos de inversión, la vía férrea, las instalaciones para el control de tráfico y comunicaciones, líneas secundarias y terciarias, pasos a nivel y los talleres y puestos de revisión del material rodante.

Parágrafo . La formulación del proyecto Tren de cercanías, las fases de ejecución y las determinaciones técnicas para su posterior construcción se sujetarán a lo establecido en el convenio marco interinstitucional acordado entre el ministerio del transporte, la gobernación de Cundinamarca, la Alcaldía mayor de Bogotá, y los municipios de la sabana centro y occidente, y ferrovías.

El proyecto deberá ajustarse, en su desarrollo dentro de la jurisdicción del distrito capital, a las determinaciones establecidas en la presente revisión en el marco del plan maestro de movilidad».

El artículo es claro y en ningún momento tiene en cuenta a Soacha . Significa que quienes aún conservan la esperanza de subirse al tren, tendrán que hacerlo sobre corredores diferentes, porque los que comunicaban al distrito con el municipio, desaparecieron .