Nombres como Movistar Arena, El Tiempo-Maloka, Universidad Antonio Nariño y Centro Comercial Paseo Villa del Río, obedecen a un contrato millonario para que ciertas estaciones de Transmilenio utilicen nombres de empresas privadas.

Actualmente son cuatro estaciones las que llevan el nombre de empresas privadas, pero se espera que al finalizar el año sean nueve.

Lo que Transmilenio dijo es que no hay una tarifa fija para que una empresa privada pueda utilizar el nombre, eso depende de la ubicación de la estación, tráfico, área, entre otros criterios, pero se reveló que para este año se espera recibir más de $1.500 millones.

Transmilenio le dijo a Portafolio que las empresas que se atrevan, reciben diferentes beneficios.

“Pueden acceder a m2 de publicidad estática, branding en la señalética del nombre de la estación; tótems externos, marcación en puertas de acceso a buses y de acceso a estación, mapas impresos ubicados en todo el Sistema, ruteros internos de buses, campañas conjuntas de RSE entre Transmilenio S.A. y la marca, actualización del nuevo nombre de la estación en todas las plataformas digitales y redes sociales de Transmilenio, activaciones BTL, entre otros formatos de publicidad, posicionamiento y exposición; siempre y cuando dentro de su propuesta de apadrinamiento este el Naming Right (derecho de uso del nombre en una estación o portal)”,  puntualizó.

Finalmente, la empresa dijo que los recursos recibidos son administrados por la Dirección Corporativa de la entidad, los cuales pueden cubrir parte de los gastos de funcionamiento del Sistema Transmilenio, como mantenimiento, aseo y seguridad.

Foto: archivo