Mientras para las autoridades y un sector de la ciudadanía fue un éxito total, otros consideran que simplemente se  trasladó el horario del trancón.

Buena parte del día el alcalde Juan Carlos Saldarriaga estuvo en el sector de Maiporé para liderar el control al Pico y Placa sobre la autopista Sur. Lo que dijo el mandatario es que el piloto resultó muy positivo.  “Un éxito total, cero accidentes, movilidad promedio 60 kms/h, todos los cruces de la ciudad abiertos, y no encontramos caos vehicular en ninguna parte de Soacha”, dijo.

De igual forma, el alcalde de Soacha expresó que no está permitido el contraflujo ni el uso del carril de TransMilenio: «Aquí no voy a permitir que pasen por encima del mandatario de los soachunos ni por encima de la comunidad, que es la que pone los muertos un fin de semana de puente festivo. Entonces es un no rotundo a los retornos y a los contraflujos sobre la autopista Sur«, puntualizó Saldarriaga.

Y aunque muchas personas aplaudieron la medida, otras consideran que se deben modificar los horarios del Pico y Placa porque el trancón se puede presentar  después de las 8:00 p.m., o incluso el martes en la mañana.

“Por ahora bien, pero después de las 8:00 pm el trancón más tenaz en la autopista Sur y mañana también cuando la gente tenga  que ir a trabajar.  Bueno, aunque los trancones son de domingo a domingo, de día, de noche,  en fin”, sostuvo Nury Liliana Galvis Torres.

Además algunas personas que venían de Bogotá afirmaron que por toda la Autopista había trancón.

“Acabo de llegar de Bogotá y sur/norte hay trancón desde Bosa hasta el Perdomo y desde el Sena hasta el CDA Bosa, así como desde la calle 13 hasta Ventura. Por eso es que ya nadie les cree, hay  desinformación  con tal de querer dejar una buena impresión”, añadió Néstor Piñeros.

Otras personas se quejaron que la vía Indumil estaba súper congestionada y causó un traumatismo de movilidad en la zona, aunque reconocieron que es el pan de cada día en este corredor vial.

No obstante, la medida cayó bien en buena parte de la población, entre otras cosas, porque es la primera vez que un alcalde hace valer los derechos del municipio y pasó por encima de lo que en principio dijo el Ministerio, la Policía y la misma Gobernación.

Por fin una verdadera autoridad de tránsito en el territorio, la cual  está en cabeza del alcalde y no del famoso PMU Nacional, donde no tenía voto la autoridad Municipal, era un invitado de piedra; allí se le imponía trabajar para facilitar el rápido regreso de los bogotanos al punto de disponer en los planes de  la policía del convenio de tránsito del municipio y nosotros en las vías internas soportar los trancones”, dijo José Figueredo.

Lo cierto es que lo de hoy fue un plan piloto, pero en adelante la medida se implementará en los puentes festivos y el que la incumpla, será sancionado.