De acuerdo al informe compartido por el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones dentro de su programa Vive Digital en diciembre del 2013, la penetración de internet en las microempresas de Colombia es tan sólo del 7%, lo que significa que el 93% restante no utiliza esta herramienta para administrar y promover su negocio, una gran oportunidad para el desarrollo empresarial del país.


Sin embargo lo más sorprendente es que el principal obstáculo no es un factor económico o de precio, de este 93% de microempresas que no tienen internet en su negocio, el 60% de ellas aduce como principal razón que no lo necesitan.

Oportunidades aún desconocidas

El hecho de que el 60% de aquellas microempresas que no usan internet lo consideren innecesario, es una gran oportunidad de diferenciación para aquellas que empiecen a entender todas las oportunidades que ofrece.

Desde el punto de vista de la comercialización, internet ofrece grandes oportunidades para que una microempresa se dé a conocer y atraiga más clientes, que es su principal desafío para sobrevivir y crecer como negocio.

Los negocios no fracasan por culpa de la competencia, fracasan por no promoverse. Muy buenos negocios desaparecen porque no logran la suficiente visibilidad y construir una base de clientes estable. Al no diferenciarse, terminan compitiendo en espirales de descuento, ofreciendo lo mismo que el vecino pero más barato.

David Gómez, autor del libro El día que David venció a Goliat, brinda algunos consejos de como una microempresa puede aprovechar el internet para darse a conocer y vender más. Gracias a internet y a las herramientas digitales, por primera vez las pequeñas empresas pueden acceder de una manera económica y efectiva a un mayor número de clientes potenciales, algo que antes sólo podían hacer empresas con altos presupuestos.

Estas son algunas de las formas en que una microempresa puede sacar provecho de internet para desarrollar su emprendimiento:

o Promover la totalidad de su inventario en su página web.

o Ser encontrado por clientes potenciales que hacen búsquedas en Google.

o Crear comunidades de clientes leales en las redes sociales.

o Utilizar el email marketing para comunicarse habitualmente con clientes actuales y generar ventas adicionales.

o Promoverse a muy bajo costo en Google o Facebook, pudiendo llegar específicamente a las personas que le interesa sin desperdiciar dinero.

Ahora por primera vez en la historia, cualquier empresa independiente de su tamaño, puede darse a conocer y atraer clientes a muy bajo costo. Ya el marketing no es potestad de las grandes compañías con grandes presupuestos.

Mabel Rocio Castillo Pineda
Prensa y Relaciones Públicas
Twitter: @MabelPrensa
[email protected]
prensayactualidad.blogspot.com