En medio de las continuas manifestaciones que han agitado al municipio de Soacha, los vendedores ambulantes tratan de aprovechar las concentraciones para conseguir el sustento diario.

Uno de los tantos ejemplos es el de la señora Marlén, quien vive del conocido rebusque vendiendo Bonice y Popetas. Dice que aprovecha las manifestaciones para vender y de paso marchar en contra de la desigualdad, además de pedirle al Presidente y al alcalde de Soacha que tenga en cuenta a los vendedores ambulantes.

Manifiesta que durante todo este tiempo de pandemia no ha recibido ningún tipo de ayuda por parte del gobierno, y que adicionalmente en el municipio se le ha complicado la situación, ya que la Secretaría de Gobierno y la Policía Nacional, encargados de recuperar el espacio público, no la dejan trabajar tranquila. Por lo tanto, marcha para que se acuerden de los vendedores ambulantes y les generen algún tipo de ayuda.

Marlén hace los recorridos con los manifestantes para vender sus productos

En las manifestaciones hay vendedores ambulantes que han aprovechado para ofrecer sus productos; expresan que les ha ido muy bien y que las concentraciones del Paro Nacional han ayudado para que se incrementen sus ventas.

 Este es el caso de un joven vendedor de mango biche, quien ya es común verlo en medio de los manifestantes que se concentran en el conocido puente de la calle 22. Este joven menciona que durante los días de paro ha tenido buenas ventas, y que el único problema que ha sufrido es cuando se presentan los enfrentamientos entre los manifestantes y el Esmad, ya que debe empacar todo rápido y salir corriendo, procurando que nada se le dañe.

Expresa que toca trabajar y que siempre está vendiendo algo; cuando no es mango biche, ofrece globos y manzanas en el parque principal de Soacha.

Como ellos, hay otros vendedores que han logrado incrementar sus ventas en medio de las manifestaciones, y todos coinciden en que este paro debe servir para empezar a cambiar muchas cosas del país, sumido en la corrupción y la falta de oportunidades.