Los retos de Soacha en materia de transporte y movilidad

Un mes después de la puesta en marcha definitiva de la Secretaría de Movilidad, aún son evidentes los retos y los grandes desafíos que tiene esta dependencia para organizar la movilidad del municipio, teniendo en cuenta las deficiencias que todavía existen en cuanto a infraestructura y la mínima capacidad administrativa con la que empezó a funcionar tanto la Secretaría, como el organismo de tránsito adscrito a esta.


La necesidad de trazar una Política Pública que permita seguir la ruta del orden y la modernización en la movilidad de Soacha, es quizás el principal desafío que tiene esta secretaría, que en lo poco que ha podido hacer en este año 2015, especialmente desde que inició la operación del organismo de tránsito, ha tratado de despejar el camino al nuevo gobierno municipal, para que sea este el encargado de consolidar lo que hoy la ciudad demanda en ese sentido.

El cúmulo de años de caos y anarquía en la movilidad de Soacha, es un factor que hasta ahora empieza a tratarse debidamente, dado que hasta ahora no se ha podido avanzar mucho debido a las dificultades antes mencionadas, la falta de autoridad y la inexistente cultura vial, tanto de conductores como de peatones, quienes siguen ignorando la normatividad vigente en el municipio.

Un ejemplo de esto es lo que sucede en vías como la Carrera 7 y muchas otras más de la ciudad, donde los conductores están acostumbrados a estacionar sus vehículos en cualquier parte, evidenciando una confusión entre los conceptos de parqueadero y paradero, generando con ello un gran perjuicio a otros conductores y a los mismos peatones.

Frente al tema, el Secretario de Movilidad de Soacha, Didier Rodríguez, aseguró que en este corto tiempo de labores han hecho operativos reiterados sobre la Carrera 7 y otras vías, siguiendo programaciones semanales y quincenales de actividades en las que se han inmovilizado vehículos, motocicletas, etc. Adicionalmente, expresó que se están haciendo recorridos en operativos de espacio público, contra el transporte ilegal y los bicitaxis, entre otros.

“Lo que pasa es que este tema es bien complejo porque uno hace los operativos y lleva los vehículos a los patios, pero al rato volvemos y hay más vehículos. Una de las dificultades que tenemos en ese sentido es que en el municipio no hay muchas vías y tampoco muchas zonas de parqueo, aunque sí se han hecho operativos para inmovilizar vehículos en zonas como la Carrera 7, Unisur, San Mateo, Mercurio y la paralela, ejerciendo la autoridad”, dijo el Secretario de Movilidad.

Otra de las dificultades que tiene la movilidad de Soacha es el tráfico indiscriminado de vehículos de carga pesada por fuera de las vías autorizadas para ello. El problema se presenta tanto en las vías internas antiguas de los barrios tradicionales del municipio, como en aquellas que han sido construidas en las nuevas urbanizaciones, muchas de las cuales aún no han sido entregadas a la Administración. La Secretaría de Movilidad ha venido trabajando en este tema con el apoyo de la nueva Policía de Tránsito del municipio, no sólo haciendo control y seguimiento, sino realizando labores para recuperar el espacio público e instalar señalización, en coordinación con las constructoras y los mismos habitantes de dichos sectores:

“Nosotros ejercemos control con la Policía para que nos ayude en la recuperación del espacio público, partiendo del hecho que algunas calles son vías privadas que aún no han sido entregadas al municipio. Aparte de eso no están bien señalizadas, por eso con las constructoras hemos trabajado en el tema para que se instale la señalización como debe ser, de acuerdo a los planos que nos entregaron a nosotros. Para las zonas antiguas hemos hecho operativos contra los vehículos de carga, inmovilizándolos por transitar en zonas prohibidas, porque sólo hay tres vías en el municipio en las que está autorizado el tráfico de estos vehículos (Autopista sur, Avenida Terreros y Avenida Longitudinal de Occidente)”, destacó el Secretario Rodríguez.

Déficit en pie de fuerza e infraestructura:

Aunque el pasado 01 de noviembre el organismo de tránsito adscrito a la Secretaría de Movilidad de Soacha empezó a trabajar con 20 uniformados, en realidad esta cifra se reduce a 9 o 10, teniendo en cuenta que los efectivos trabajan por turnos y hay rotación para atender los requerimientos del municipio. A pesar de esto, vale la pena recordar que la ventaja en este caso es que estos policías dependen del municipio y no del departamento, como sucedía hasta hace pocos meses:

“No tenemos la infraestructura, ni el cuerpo de Policía suficiente y necesario para abarcar todo lo que el municipio requiere, que es algo que viene desde hace muchos años y no de ahora. Por eso estamos tratando de organizarnos, hacer los operativos, seguir los cronogramas semanales y mensuales con resultados, con vehículos inmovilizados y con comparendos, que es lo que se puede hacer desde la autoridad”, expresó el funcionario.

Otro de los temas que ha generado inquietud en la comunidad es lo que sucede con los taxis, que junto con los conductores de los colectivos se servicio urbano han invadido un carril de la Vía paralela, y que además no prestan su servicio de forma adecuada, dado que no están disponibles para los usuarios, sin olvidar que en el sector de Ciudad Verde trabajan en la modalidad de transporte colectivo sin estar autorizados para ello.

De acuerdo a lo anterior, los operativos para los taxis también están previstos, en estos se han inmovilizado vehículos, pero además se ha hablado con las empresas y con el sindicato de taxistas, quienes argumentan que el transporte ilegal los ha obligado a convertir su servicio en colectivo. A pesar de eso, para las autoridades esto no es excusa, dado que el transporte ilegal también ha sido combatido.

En ese orden de ideas, el Secretario de Movilidad manifestó que a los taxistas se les ha dicho que en la medida en que ellos presten el servicio que están autorizados, no habrá ningún problema, recordando que por ejemplo en el centro de Soacha no se consigue un taxi, y si se encuentra cobra tarifas entre los $8.000 y los $9.000. En ese sentido, el titular de la cartera de movilidad aseguró que se está renegociando el convenio de tránsito entre Soacha y Bogotá, resaltando que han sido claros con los taxistas en que hasta que ellos no presten el servicio como les ha sido autorizado, sus solicitudes no se atenderán de la manera en que lo piden.

Por otra parte, en la Vía paralela se vienen realizando operativos para mitigar la invasión de los vehículos estacionados de forma inadecuada.

“Este es un tema permanente que depende de una Política Pública que se debe dar más adelante con el cambio de gobierno, el cual deberá definir unas líneas de acción frente a este aspecto. Nosotros estamos dejando insumos y estudios de vías que hoy no existen en el municipio, pero que permitirán tener una señalización adecuada. Son líneas que se dejan técnicamente tendidas para que la próxima Administración pueda avanzar en la instalación de señalización, reductores de velocidad de manera técnica y otros aspectos más”, destacó Didier Rodríguez.

El Secretario de Movilidad de Soacha dijo que en esa Política Pública se debe tener en cuenta lo que el municipio planee respecto al futuro de su sistema de transporte, para definir si será parte de la Zona 14 del SITP de Bogotá, o si se integrará al sistema de transporte regional, al igual que lo que vendrá con las futuras fases II y III de Transmilenio. Igualmente, se debe incluir la destinación y el uso de los recursos económicos que antes eran recaudados por el departamento de Cundinamarca.

Habla la gente:

«Creo que el tiempo es corto para dar un balance de lo que ha hecho la Secretaría de Movilidad, pero en lo que he visto me parece que se ha tratado de organizar el desorden que hay; por ejemplo, instalando paraderos y haciendo operativos, porque así he podido evidenciarlo. Hay que darle más tiempo, ojalá con el próximo gobierno se pueda hacer más», sostuvo Eva Cepeda, ciudadana de Soacha.

«El único problema de la Secretaría de Movilidad es que no va a tener el control de la Autopista sur, entonces así creo que será una dependencia sin ningún impacto, porque la Policía de Tránsito va a seguir haciendo lo que quiera cerrando los cruces y permitiendo que los carros particulares usen el carril de Transmilenio a su antojo los fines de semana. La cuestión no es de acostumbrarnos, como lo dijo el Alcalde hace poco», sostuvo Rubén Sichacá, habitante de Soacha.

«A pesar del poco tiempo y las dificultades que sabemos que existen, me parece que la Secretaría de Movilidad debe ser más estricta. Es cierto que se ha mitigado un poco el problema de los vehículos de carga pesada y los mal parqueados, pero aún se ve mucho transporte informal y actitudes bastante incómodas de parte de los conductores de servicio público, que cobran lo que quieren a pesar de que se supone que hay una tarifa autorizada», concluyó Freddy Suárez, residente de la comuna uno.

Ver también:

cargando...