Luego del documental “Retratos de familia” el cual habla de la historia del crimen de los llamados falsos positivos, las madres de Soacha tuvieron un espacio para hablar con el público y seguir clamando justicia por su caso. Al final un emotivo concierto de la cantautora Andrea Echeverri logró capturar miles de aplausos de los asistentes al teatro Sua en la noche del domingo.


Muchas lágrimas y sensibilidad se vieron durante el cierre de las actividades por la paz en el municipio de Soacha. La situación se generó luego de que el director del archivo de Bogotá, Gustavo Adolfo Ramírez proyectara a todos los asistentes al teatro Sua el documental “Retratos de familia”, en donde las madres expresan todo su dolor y realidad del caso de los mal llamados falsos positivos.

Posteriormente, dos representantes de las madres hablaron con el público reiterando la lucha por la verdad y su defensa por los derechos humanos. Al final advirtieron sobre posibles nuevos casos de reclutamiento en el municipio.

“Este día es en memoria de nuestros hijos, ellos no tienen voz pero aquí estamos presentes para seguir luchando con ellos hasta que haya justicia y verdad que es lo que estamos reclamando. Le quiero decir a los jóvenes que tengan cuidado con ofertas de trabajo, viajes y promesas porque de ‘eso bueno no dan tanto’. Nuestros hijos se fueron tras una ilusión y nunca regresaron. Ojo a los jóvenes de Soacha, ‘no todo lo que brilla es oro’, nos ha llegado el rumor de que en Ducales están reclutando jóvenes por eso queremos pedirle a las familias que tengan mucho cuidado con sus hijos”, expresaron las madres durante su intervención.

Andrea Echeverri, autora de la canción “Mamitas positivas”, la cual acompaña el documental que vieron los asistentes expresó:

“Estamos felices de estar aquí en Soacha porque hemos sido parte del proyecto de Retratos de familia desde hace rato, nos hemos encontrado con las mamitas en varias ocasiones y es bonito venir aquí a la casa de ellas. La canción de “Mamitas positivas” como otras que estoy haciendo coinciden en que trabajan el tema de mujer, cuestionando el lugar donde nos tienen, reafirmándonos en nuestros verdaderos papeles de mujeres. Con mi música reconecto la fuerza de la mujer y las mamitas son un ejemplo tenaz porque pasan de ser víctimas a convertirse en defensoras de los derechos humanos y constructoras de paz”.

«Desde mi música contribuyo a la paz y lanzo mensajes que son valiosos para la cultura, por ejemplo mi canción “Ataque de risa” es un juego de palabras en donde se cambia el lenguaje para contradecir la guerra. Además llamo mucho a lo femenino que está ligado al juego, a la ingenuidad y a la belleza y no belleza de una chica menéandose en un tubo, ya que la mujer no es una cosa siempre sexy hecha para el hombre, la mujer requiere respeto, igualdad y libertad», concluyó la cantautora.