Dentro de la cárcel El Buen Pastor, Carolina Galván aseguró que ha sido víctima de la presión de Nilson, el padrastro de Sara Sofía.  

Lo que Carolina Galván cuenta es que una vez llegó de Puerto Berrío (Antioquia), su pueblo natal,  en 2018, empezó a buscar oportunidades de trabajo en Bogotá, pero  pronto quedó embarazada y más adelante conoció a Nilson.   

No obstante, y a pesar del señalamiento hacia su pareja, Carolina niega que Nilson maltratara a su hija, es más, asegura que quien estaba al cuidado de Sara era él porque ella tenía que salir a trabajar.  

La madre de Sara también cuenta que Nilson sabe dónde está Sara Sofía. “Él desapareció la niña en el caño por el miedo que le daba de que le quitaran a sus otros hijos”, dijo.

Lo cierto es que el paradero   de la menor sigue siendo un misterio y las versiones de Carolina y Nilson siguen confundiendo a las autoridades, las cuales no desisten en conocer el desenlace de la desaparición de Sara Sofía.