Los sabedores ancestrales Maria Nelly Guetia Dagua y Pedro Ángel Trochez Medina, habían dedicado toda su vida a la tarea de mantener la armonía espiritual en los territorios indígenas. La pareja se encontraba en su vivienda, cuando hombres armados los sacaron del lugar y en la madrugada del día de hoy fueron hallados sin vida en el mismo municipio.

Organizaciones indígenas afirmaron que aproximadamente a las 8:00 pm del día 28 de mayo, Maria Guetia de 55 años de edad y Pedro Trochez de 58 años de edad, se encontraban en su vivienda ubicada en la vereda Los Andes, realizando un ritual de armonización para comuneros pertenecientes a una comunidad indígena del municipio de Corinto, Cauca.

El Resguardo Indígena de Páez en Corinto denunció que hombres armados irrumpieron en la vivienda y secuestraron a la pareja, subiéndolos en una camioneta.

La comunidad inició la búsqueda de los médicos ancestrales, y a las 5:00 am del día de hoy 29 de mayo fueron encontrados sin vida en la vereda Pueblo Nuevo de Corinto, a 16 kilómetros del lugar de donde fueron llevados a la fuerza.

El Resguardo Indígena de Páez rechazó el atroz hecho e inició la investigación pertinente para judicializar a los responsables del doble asesinato.

De igual manera, El Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca –ACIN-, expresó que “el asesinato de mayores es un acto de destrucción de la memoria y el conocimiento propios, es la consumación del proyecto de exterminio que pretende arrasar el territorio”.

La ACIN hizo un llamado a las comunidades y organizaciones hermanas para permanecer en máxima alerta. “Es claro que a medida que se militariza el territorio, más muerte y destrucción se instala en nuestros hogares. Vivimos una arremetida contra nuestros proyectos de vida y nuestra pervivencia en el territorio”.

Fuente: http://www.colombiainforma.info