El departamento toma medidas de prevención para evitar posibles afectaciones.


Según el Director de la Unidad Departamental para la Gestión del Riesgo, Julio Roberto Salazar se han diseñado unos planes específicos y estratégicos para ponerle frente a la temporada invernal que se está viviendo actualmente, estos planes van encaminados a la prevención del riesgo en cultivos, debido a que, Cundinamarca es un departamento altamente vulnerable tanto en condiciones extremas de sequía como de invierno.

“Se activaron unos planes sectoriales en donde la Secretaría de Agricultura nos permite estar en contacto con el sector de producción agropecuaria, pretendemos establecer una serie de mecanismos de mitigación y de prevención para evitar que las fuertes lluvias y los altos excesos de agua generen daños”, afirmó Salazar.

Hasta el momento, el Sistema Departamental para la Gestión del Riesgo no ha recibido ningún tipo de reporte de daños en los cultivos municipales, sin embargo, el departamento está trabajando de la mano para revisar puntualmente que circunstancias se pueden presentar.

“Estamos elaborando una verificación por todo el territorio para revisar específicamente que afectaciones se han tenido, hasta el momento no han sido reportadas y no han sido relevantes”, concluyó.

Fuente: Caracol.com.co