Una charla enfocada a los derechos humanos tuvo lugar en la sede Soacha de la Universidad Minuto de Dios. Heiner Gaitán, vocero de la Red juvenil, socializó además temas de cultura, biodiversidad, desarrollo municipal, juventud, sociedad y política.


Según Gaitán, Soacha a pesar de ser un territorio rico, abundante y lleno de maravillas, ha sido saqueada y menospreciada por individuos que paradójicamente no tienen relación con la ciudad. Argumenta que no solo se han apoderado de riquezas, sino que la falta de sentido de pertenencia por parte de los mismos ha devastado la idea de metrópoli que sugería el municipio en el siglo XIX, sumado al acoplamiento sistémico a las realidades manifestado por los habitantes.

Incluso argumentó que parte del problema en Soacha es la importancia que es dada a los acontecimientos que, infortunadamente para el municipio, han ocurrido en su territorio. Entre estas memorias está la irónica e inolvidable muerte de Luis Carlos Galán, candidato preferido a la presidencia de la república para el año 1990, hecho que marcó profundamente la visión que el país tenía de la ciudad.

Uno de los mayores problemas del municipio es la indiscriminada explotación de sus suelos, el ejercicio minero está acabando de forma impactante con los páramos, que son fuente fundamental de origen del agua, y a su vez con el invaluable patrimonio cultural que descansa en el bosque de San Mateo. Desafortunadamente para Soacha la minería está creciendo y según entidades gubernamentales, se escapa de sus manos el poder ejercer un control sobre el mismo, a este motivo se puede atribuir el hecho de que más del 70% de la minería en el municipio es ilegal, según cifras sustentadas por la CAR.

La minería no solo afecta la biodiversidad y el patrimonio cultural del municipio, también esta arremetiendo en forma contundente contra sus habitantes, personas y familias que respiran a diario el constante polvo provocado por la manipulación de las canteras, además están poniendo en riesgo la integridad de comunidades enteras, pues muchas de las canteras manipulan el suelo a menos de cien metros de distancia de los lugares habitados, hecho que ha afectado seriamente la estabilidad de barrios y sectores.

Gaitán también expresó su desacuerdo contra el actual sistema político que maneja el municipio, argumenta que Soacha necesita nuevos actores políticos, individuos que trabajen para la ciudad y no para sí mismos, es decir, personas que apuesten a un proceso constituyente y crítico que trabaje en pro del desarrollo de Soacha y su comunidad. Sostiene que el ideal sería usar representantes que vivan el contexto del municipio y sus problemas, de esa forma se puede fundamentar una visión crítica de las acciones que se deberían tomar para la comunidad soachuna.

Por otro lado, además de hablar de todos los problemas humanitarios, en la conferencia se resaltó la importancia del niño y el joven en el desarrollo de una comunidad humanitaria, que es una de las principales necesidades en Soacha.

“Los jóvenes en principio son seres críticos, recientemente son más los jóvenes que se indignan por los diferentes procesos, por ejemplo son más los jóvenes que se oponen a la guerra y los que buscan la ampliación de los derechos humanos. Estamos en una época en la que el joven está despertando y consigo trata de aportar para generar cambios en su contexto”, argumentó el conferencista.

Posteriormente se trató un tema planteado desde una visión subjetiva, propuesto por la Red Juvenil, el cual determina a Soacha con dos identidades. El vocero y representante de la Red, explicó por qué ellos para referirse a Soacha, en vez de usar O, usan U, es decir: Suacha. Cabe aclarar que en un principio Suacha era el nombre legítimo del municipio, su significado es varón del sol, posteriormente fue modificado a Soacha; partiendo de esta base, Gaitán explicó:

Soacha: es la ciudad que hoy vemos, la desorganizada, carente de humanitarismo, abundante en pobreza y desorden, la Soacha menospreciada a la que individuos ajenos roban a diario sacando partido de su inmensa variedad biológica e industrial.

Suacha: es el término usado para el municipio antes de convertirse en lo que hoy podemos observar. Suacha hace referencia a las hermosas tierras que en algún momento estuvieron en su auge, de igual forma es sinónimo de la metrópoli que prometía llegar a ser, debido a su casi que perfecta ubicación, y que para entonces era un gran potencial. Ese debe ser el punto de partida para transformar esta ciudad del caos en la metrópoli que merece ser.

Para finalizar, cabe mencionar que la Red Juvenil de Suacha inauguró en el mes de abril la primera escuela de derechos humanos de Soacha, que busca educar a los jóvenes soachunos en materia de DD HH debido al riesgo que representa la presencia de grupos armados al margen de la ley en el municipio. La escuela se desarrolla los sábados e irá hasta hasta el 30 de mayo, día en que se llevará a cabo el concierto por la Vida y la Paz. La invitación está dirigida a todos los habitantes de Soacha.

Los interesados pueden acudir a las redes sociales de la Red Juvenil de Suacha y el correo electrónico: suacharedjuvenil@gmail.com.