El ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe, aseguró que los recursos necesarios se mantendrán para los 3,8 millones afiliados de Medimás. A su vez, explicó que se llevará a cabo un seguimiento cercano y que se acatarán los dos fallos emitidos por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.


A propósito de los fallos, en los que se le ordena a la Superintendencia de Salud revocar la habilitación de funcionamiento de Medimás y que se revierta la venta de activos y pasivos de Cafesalud EPS y de Esimed SA, el Ministerio se pronunció.

«El fallo es muy claro: hay que trasladar y redistribuir a los afiliados a aquellas EPS que cuenten con la normatividad», dijo el ministro Uribe.

A pesar de la incertidumbre que genera esta situación entre los usuarios, el Gobierno quiso dar un parte de tranquilidad y aseguró que llevará a cabo el marco normativo para que dichos fallos se cumplan. A su vez, la cartera también garantizaría la continuidad de los servicios a los afiliados de Medimás.

Por otro lado, ante el peligro del pánico económico que generaría esta decisión entre los afiliados, el ministro dijo que los colombianos tienen el derecho a escoger libremente el aseguramiento.

También reiteró el llamado de Minsalud para que se continúe garantizando el derecho de acceso a la salud, no solamente de los usuarios de Medimás, sino de todas las EPS.

Finalmente, Uribe aseguró que «la Supersalud tiene una ruta crítica de fortalecimiento del aseguramiento en salud en Colombia, de depuración de aquellas EPS que no le cumplan al país, que permite garantizar la continuidad de la atención en todo el territorio nacional para todos los ciudadanos.

Fuente: El tiempo