Ciudad Verde también es víctima de la falta de cultura ciudadana

Paraderos y zonas comunes rayadas, son escenas que los residentes de Ciudad Verde viven a diario y que poco a poco dañan la estética del lugar. Habitantes proponen lugares donde los jóvenes se expresen gráficamente sin afectar la imagen del macro proyecto.


La gradual llegada de personas a vivir en Ciudad Verde ha traído consigo algunos efectos que han repercutido en el modo de vida de quienes arribaron a este macro proyecto en busca de una mejor oportunidad de obtener una vivienda propia. Tanto así, que algunas situaciones han propiciado el descontento de varios vecinos que han visto cómo mientras ellos buscan estar simplemente tranquilos en su nuevo hogar, hay escasos personajes que interfieren en el desarrollo colectivo de la comunidad.

Un ejemplo de ello es el uso del paradero de buses y colectivos que a diario transportan a la población que tiene que salir hacia Bogotá o hacia algún otro punto de Soacha. Mientras la gente hace fila de manera educada, algunos vándalos han aprovechado y han utilizado la nueva infraestructura para rayarla y así expresar de una manera errónea su gusto por algún tipo de música o por determinado equipo de fútbol.

“Desafortunadamente no somos inmunes a esta clase de problemas, pero algo que se podría mejorar es que aumentemos el sentido de pertenencia por nuestros conjuntos, de modo que parezca que es una ciudadela que trabaja por sí misma y para sí misma. Ahora, no falta tampoco el desadaptado que coge todo como un juego y no le importa el bienestar de quienes vivimos aquí, no digo que sean todos, pero lastimosamente esa es la imagen que deja alguien que carga con un aerosol y por lo tanto, sería bueno que se les inculcara el amor por donde viven y que utilicen estos elementos de manera más sana y en lugares apropiados para demostrarlo”, exclamó el señor Felipe Mariño, residente del conjunto Orquídea.

Otro de los escenarios que se ha visto afectado por este tipo de vandalismo ha sido el tótem que da la bienvenida a los residentes y visitantes al macro proyecto. Allí también se ha notado la presencia de personas que aprovechan la soledad del lugar para hacer de las suyas y rayar la entrada a Ciudad verde. Curiosamente, algunos transeúntes manifiestan que la limpieza que se le hace a este lugar es continua, pero que las personas encargadas más se demoran en limpiar, que en aparecer nuevamente los que dañan este espacio.

“No sabemos si es gente ajena a Ciudad verde la que viene y hace estos males, de todas formas una solución podría ser la instalación de cámaras en puntos estratégicos para que se sepa quiénes son los que hacen estos daños que además de afectar la imagen del macro proyecto, afectan nuestros bolsillos porque los residentes somos los que pagamos por cada cosa que hay que arreglar o corregir”, dijo Julián González.

“Ya es como la tercera vez que pasa, e incluso han limpiado y a las tres horas ya está otra vez rayado, uno no dice que no pinten, el problema es que lo hacen en sitios públicos, como los paraderos, las sillas de los parques y hasta en el tótem que hay a la entrada, así no se puede convivir de la manera en la que uno buscaba cuando llegó. Como solución podría pensarse en la disposición de muros o de lugares donde puedan pintar y expresar lo que deseen sin hacerle daño a la comunidad” afirmó Anahisa Medina, habitante de Tulipán.

cargando...