El Movimiento Nacional Comunal dio a conocer un comunicado de rechazo a las políticas gubernamentales tomadas a raíz de las protestas de esta semana en el país.

Declaración pública

Ante el asesinato del ciudadano Javier Ordoñez por varios policías la noche del 8 y 9 de septiembre en Bogotá, como Movimiento Nacional Comunal expresamos lo siguiente:

Ante todo rechazamos la actitud salvaje y criminal de la Policía contra el ciudadano Javier Ordoñez, que desde todo punto de vista es una clara extralimitación de sus funciones de protección ciudadana y guardián de la plena vigencia de derechos.

A la vez defendemos el legítimo derecho a la indignación y protesta ciudadana, tampoco compartimos que esta derive en actos de violencia, sin embargo, una vez más condenamos el tratamiento simplista, omisivo e irresponsable que desde las más altas instancias del Estado se pretende dar a estas manifestaciones,  atribuyéndolas a supuestos agitadores profesionales y organizaciones políticas que jamás tendrán tal capacidad de convocatoria y movilización como para articular estos actos.

No señores del Gobierno y de la clase política, estas son expresiones espontáneas de miles y millones de jóvenes y ciudadanos sin perspectiva alguna de futuro que desahogan su frustración y rabia ante un Estado al que nada le deben, y que por el contrario,  les indigna todo lo que represente una institucionalidad al servicio de los poderosos, por lo que solamente los grandes grupos económico, su Estado y su clase política son los culpables de esta situación.

Estado, grupos económicos y clase política que en lo nacional y en lo territorial han hecho del poder un  botín de enriquecimiento ilícito y/o de protección del gran capital que aún  sin escrúpulos se lucran hasta de la emergencia económica con el pretexto de la pandemia, haciendo de la inconformidad ciudadana simples problemas de orden público, como han pretendido hacer de las masacres y del asesinado de dirigentes comunales, campesinos, sociales, indígenas y afros, entre otros.

De acuerdo en que se requieren reformas profundas en las doctrinas de formación de la Policía Nacional y de toda la Fuerza Pública, pero ante todo se requiere una reforma estructural del modelo de desarrollo económico que sigue concentrando el capital y los ingresos en unos pocos, como por ejemplo con un proyecto de presupuesto para el año 2021 que de sus trescientos catorce billones  de pesos, el 25 por ciento, unos setenta y cinco billonesvan al sector bancario nacional e internacional por medio del servicio de la deuda, solamente el 06% al campo con reducción del 13% respecto del año anterior y cero para reconstruir de la economía productiva popular e informal a la que siguen dejando en manos de los dineros oscuros  de los gota a gota.

El desorden, la violencia para mantener a la población en la incertidumbre solamente sirve a estos grandes beneficiarios.  Por eso reiteramos nuestros llamamientos a un gran acuerdo nacional, más allá de las elecciones, en torno a un gran plan de desarrollo estratégico de futuro que privilegie el trabajo sobre el capital, la economía productiva sobre la especulativa y el pleno goce y ejercicio de derechos.

Movimiento Nacional Comunal Alternativo

Observatorio Nacional Comunal

Bogotá, septiembre 10/2020