El imaginario popular está impregnado de la imagen de jóvenes cuando se habla de paros o manifestaciones, pero pocos creen que una mujer de 75 años mueve masas juveniles en medio de las protestas, aunque a la hora de hablarles fuerte, no titubea.

Luz Nely es una mujer de la tercera edad que se convirtió en el símbolo de las protestas porque desde hace años sale a marchar y a manifestarse junto a su hijo. A sus 75 años se cobija la espalda con una bandera de Colombia, y con cánticos y arengas expresa su inconformismo en contra de las ‘injusticias’ del gobierno.

Los jóvenes que salen con ella la respetan y saben que es la voz mayor de las manifestaciones, porque en el actual paro nacional ha jugado un rol importante en medio de las protestas pacíficas, por eso envió un mensaje claro:

“Tengamos mucha fe que nosotros vamos a ganar la batalla, porque el que persevera alcanza, y a Duque que se vaya porque no se merece ese puesto, esa presidencia se la merece otra persona que verdaderamente va con nosotros los pobres, una persona que no tiene escrúpulos para saludar, no necesito nombrarlo, pero el pueblo sabe quién va ser el próximo presidente”, dijo doña Luz Nely.

Luz Nely sale a las manifestaciones acompañada de su hijo

Pero a la hora de hablar y llamar la atención a aquellos jóvenes que se salen de los parámetros de las protestas pacíficas, no titubeó en ‘jalarles las orejas’.  “A luchar muchachos porque esto se gana batallando, nosotros tenemos que luchar por lo que es de nosotros, de ustedes, pero ojo muchachos, nada de violencia, por favor. Hagan cuenta que soy su madre, su abuelita, tengo 75 años, y me siento orgullosa en medio de todos ustedes, luchando por mis hijos, por mi familia y por todo el pueblo colombiano, pero sin violencia”, replicó

Luz Nely es la voz de un amplio segmento de la juventud soachuna, por eso es normal verla en medio de cientos de muchachos, no solo en este paro nacional, sino en escenarios anteriores donde ha ameritado salir a las calles a protestar.