Ante el escándalo que generó el derrumbe de parte del cerramiento del Polideportivo de Compartir, Periodismo Público quiere dar a conocer varias precisiones al respecto, debido a las inconsistencias en el manejo de la información relacionadas con el hecho.


Precisiones en torno al cerramiento del polideportivo:

1. No es una obra incluida en el contrato celebrado por el IMRD, cuyo objeto fue: “realizar las obras de adecuación y construcción de la cancha de fútbol”.

2. No fue una obra contratada por el municipio, sino por una entidad particular, y le correspondía al IMRD hacer la supervisión.

3. La estabilidad de la obra debe estar protegida por una póliza.

4. Los trabajos se iniciaron bajo la administración anterior pero no alcanzó a ser terminada en ese período. La actual administración del IMRD está a cargo de recibirla.

5. El objeto de la contratación privada debido a la limitación de recursos, era hacer una adecuación del cerramiento fundamentalmente mediante el cambio de la malla, por lo tanto, se hizo sobre la estructura existente que fue la que ahora colapsó.

6. La secretaría de planeación municipal realizó las gestiones de consecución de los recursos con el sector privado, para hacer dicho cerramiento en apoyo al IMRD, el cual, se propuso realizar esa obra para proteger la cancha sintética y dejar en mejores condiciones de seguridad al polideportivo.

7. La actual administración debe obrar con celeridad para que se reconstruya el cerramiento y así evitar perjuicios a las obras realizadas al interior del polideportivo, como son la cancha sintética y la reconstrucción de tres canchas múltiples, obras contratadas por el IMRD en la anterior administración.