El asalto y secuestro de varias personas ocurrió en el exclusivo conjunto Entre Lomas, en las afueras de Bogotá y cerca de Zipaquirá. Ocho delincuentes ingresaron y los guardas no se dieron cuenta.

Entre Lomas es un exclusivo conjunto residencial dotado de sistemas de seguridad y con vigilancia las 24 horas, donde viven alrededor de 150 familias en las afueras de Bogotá, en la vía que de Briceño conduce a Zipaquirá.

Pero la noche del viernes ocurrió un hecho de miedo y terror protagonizado por 8 delincuentes que ingresaron al conjunto y luego a dos viviendas, sin que la seguridad privada se diera cuenta.

Durante casi dos horas, los ocho delincuentes secuestraron, ultrajaron y amenazaron con armas de fuego a los integrantes de dos familias, mientras desocupaban las casas; tuvieron tiempo de cargar en un vehículo computadores, televisores, pantallas, joyas y objetos de valor, sin que los vigilantes se dieran cuenta. Además, una de las víctimas aseguró que los delincuentes les dijeron que si no entregaban las claves de las tarjetas, les cortaban los dedos.

La Sijín de la Policía de Cundinamarca asumió la investigación para tratar de dar con los integrantes de la banda delincuencial.

Foto: referencia – lahaus.com