Aunque todos los días las congestiones en el sistema son permanentes, hacia las 7:00 a.m. de hoy los usuarios intentaron bloquear las estaciones de León XIII y Terreros.


Largas filas, congestiones y miles de usuarios que se debaten entre aceptar los beneficios que trae el sistema de transporte masivo Transmilenio o criticar las condiciones en las que se ofrece el servicio, hacen parte del día a día en las cuatro estaciones que el sistema tiene ubicadas en el municipio de Soacha.

Sin embargo, hoy hacia las siete de la mañana, debido a la demora en la frecuencia del despacho de buses, varios usuarios indignados intentaron tomarse la vía Transmilenio y la Autopista Sur a la altura de la estación León XIII, sin embargo, rápidamente llegó la Policía y disipó el conato de protesta ciudadana.

«Llevo cerca de veinte minutos aquí en la estación León XIII y han pasado dos buses repletos, ya no cabe una persona más y nada que mandan un articulado para que recoja a las más de cien personas que estamos aquí esperando irnos a nuestros lugares de trabajo y estudio», explicó Jaime Mora, habitante de Quintanares.

«Todos los días es lo mismo, pero hoy se demoraron mucho los buses en pasar, deberían evaluar mejor el tema de la frecuencia en el envío de buses en las horas de la mañana», expresó Sara Rodríguez usuaria de Transmilenio.

«No sé si es el sistema o es la gente, haya mucha o poca afluencia de personas aquí no dejan cerrar las puertas de la estación, generando el riesgo de un accidente. No respetan las filas e intentan colarse, aveces se quedan hablando cerca a las registradoras y no permiten pasar rápido. Tampoco colaboran mucho y sí se quejan por todo», manifestó un colaborador de Bogotá Humana, quien prefirió mantener su nombre en reserva.

Lo cierto es que se está volviendo frecuente la escena de las amenazas de bloqueo por parte de los usuarios del sistema y cuando esto sucede rápidamente los inspectores, personajes de chaqueta roja que se ubican en la estación de San Mateo y coordinan la salida de los articulados, ahí sí envían rápidamente un bus vacío para las estaciones de Terreros o León XIII, a donde cientos de ciudadanos esperan poder viajar rápidamente a sus lugares de trabajo.

Por lo pronto es evidente que avanzan las obras de construcción de la estación intermedia a la altura de San Mateo en el antiguo espacio denominado Fedenorte y dos puentes en el mismo sector, lo que permitirá descongestionar un poco el sistema y agilizar la operación en las horas pico.