Desde hace más de cuatro meses lucen abandonadas las obras de espacio público y pavimentación que cambiarían el rostro de la calle 34 en el sector de San Mateo. Los residentes cercanos manifiestan que el estado de las obras genera disposición de escombros, vandalismo y en el caso de los conductores, daños a sus vehículos.


“Hace mucho dejaron de trabajar en esas obras, al comienzo parecía que sería un gran proyecto que le cambiaría la cara por completo al sector, pero la irresponsabilidad de los constructores y la falta de veeduría y control sobre ellos permitió que simplemente se dieran el lujo de abandonar su labor, dejando la construcción del espacio público y la terminación de las vías a medias. Desde hace más de cuatro meses ahí no ha habido un solo trabajador que por lo menos limpie un poco de todo el desastre que dejaron sobre la calle 34”, expresó, Carlos Gómez, residente del sector.

Desde la carrera 14 este, hasta la carrera 3, a lo largo de toda la calle 34 para la comunidad es común observar material de construcción abandonado, principalmente la losas que se supone harían parte del espacio público, ahora los residentes relatan que están siendo mal utilizadas por vándalos quienes las están dañando, al tiempo que generan desorden y mal aspecto al sector con las mismas.

“Por todo lo que se supone que serían anden y ciclovía solo se ve material de construcción abandonado y obras inconclusas, los trabajadores que estaban encargados de cambiar la cara de la calle 34 no solo desertaron de la construcción, dejándola a medias, sino que también abandonaron muchísimo material a la deriva. A raíz de la disposición de las losas los carreteros se las llevan tapar huecos en otras partes del sector o los vándalos simplemente se encargan de dañarlas y generar desorden con ellas”, describió, Alexandra palacios, habitante cercana a la calle 34.

La obra que buscaba mejorar el aspecto y darle utilidad al espacio verde que divide a la calle 34, ahora se ha convertido en un referente para los carreteros del sector al momento de depositar escombros, pues de acuerdo con los habitantes, aprovechan el estado actual del espacio y a cualquier hora del día arrojan desechos de construcción empeorando la situación para los residentes.

Entre la carrera 9 este y la calle 34, la comunidad dice tener el punto crítico, donde lucen abandonadas toneladas de recebo, sobre un espacio en el que antes, aunque no estuviese arreglado para la comunidad era posible transitar en incluso esperar el transporte público; lo cual ahora no es posible. Sin embargo, contrario a lo esperado por la comunidad, lejos de convertirse en un beneficio, perjudicó en gran medida el aspecto de todo el sector, teniendo en cuenta que la afectación se observa en el punto de encuentro de dos vías principales en San Mateo.

El cambio de administración ha sido uno de los principales inconvenientes para la comunidad al momento de tratar de identificar las razones del atraso, puesto que hasta el momento aún no se ha definido de forma corroborable el cargo de Secretario de Infraestructura del municipio, puesto que hasta hace poco perteneció a la ingeniera Dora Vera, quien presentó su renuncia en el mes de Diciembre. Tanto los afectados como veedores estarán atentos a la llegada del nuevo encargado de dicha cartera para pedir un control a las obras en pro de gestionar su conclusión