Si bien los médicos recomiendan comer frutas, hortalizas y verduras, tenga cuidado porque muchos de estos alimentos vienen contaminados. En varios municipios de la Sabana hay denuncias sobre el  riego ilegal a cultivos de hortalizas y verduras con  aguas contaminadas del río Bogotá, las cuales son consumidas sin los cuidados higiénicos adecuados.

Esta semana quedó evidenciado que a los cultivadores no les interesa la higiene ni causar daño a la salud de  los consumidores. En una vereda de Cajicá, mientras la CAR inspeccionada un predio por la disposición ilegal de escombros, se encontró con una sorpresa. Durante el operativo de verificación, funcionarios de la entidad evidenciaron la captación ilegal de aguas del río Bogotá, la cual se estaba realizando con una motobomba de enormes dimensiones y a través de la cual se estaba utilizando el recurso hídrico, sin permiso de concesión, para el riego de un cultivo de hortalizas.

Por este hecho fue impuesta medida preventiva en flagrancia al propietario de la motobomba, quien es arrendatario del predio, a la dueña del mismo y al administrador, mientras que la máquina fue decomisada.

El operativo fue desarrollado por la CAR, a través de funcionarios de la Dirección Regional Sabana Centro, en compañía de la Policía Ambiental.

Las autoridades ambientales y de salud recomiendan comprar frutas, hortalizas y verduras en sitios conocidos, o en almacenes de cadena, pero  ojalá que sean con certificación orgánica.