Ya son 40 instituciones educativas distritales las habilitadas para empezar clases presenciales en la capital.  Según el Distrito, para el 12 de abril serán 400.

Pero a pesar de la decisión del regreso a las aulas, educadores insisten que el Distrito aún no cuenta con protocolos de bioseguridad suficientes para garantizar la mitigación del riesgo al contagio en su plan del regreso a las clases presenciales.

No obstante, la Secretaría Distrital de Educación viene vigilando un proceso de implementación de protocolos de bioseguridad, entre los cuales se encuentra el distanciamiento social de dos metros, aulas ventiladas, uso obligatorio del tapabocas y demarcación de zonas.

Y es por eso que este lunes primero de marzo se sumarán 21 colegios a los 19 que ya retornaron a la presencialidad.

“Los 21 colegios que retornan a partir del lunes hacen parte del grupo 2 establecido en el modelo de gradualidad, cuyos protocolos fueron verificados por la Secretaría Distrital de Salud y habilitados por la Secretaría de Educación en diciembre del año pasado. Además, cuentan con procesos de alistamiento para la demarcación de espacios escolares y así garantizar el distanciamiento de mínimo 2 metros, verificación de la ventilación, elementos de bioseguridad y flexibilización curricular, entre otros”, detalló la secretaría.

La gradualidad irá en ascenso, pues se espera que el 15 de marzo ingresen los colegios que hacen parte del grupo tres, y el 12 de abril los restantes. Para esa fecha Bogotá ya tendría a sus 400 instituciones de educación distrital brindando clases presenciales.

No obstante, esto no se traduce en que todos los estudiantes vuelvan a la presencialidad, pues respetando el distanciamiento de dos metros, no todos los alumnos cabrán en las aulas. Aunque es relativo, pues depende del espacio con el que cuente cada colegio.

La Secretaría explicó que se brindará prioridad a la primera infancia (prejardín, jardín y transición), ya que son la población que presenta un menor riesgo frente al Covid-19, además de ser quienes más necesitan espacios de socialización para apoyar su desarrollo cognitivo y socio emocional.

“En el regreso debemos entender la importancia del autocuidado y cuidado solidario, y es lo que hemos visto a lo largo de estas semanas. Nos preparamos para esta reapertura y el avance nos indica que el trabajo articulado entre familias, docentes y estudiantes es fundamental para el éxito de esta etapa de transformación de la educación”, finalizó la secretaria de Educación, Edna Bonilla.

Apoyo: elespectador.com