Gran presencia policial sobre la Autopista Sur, levantamiento de la Ley Seca y continuidad en las clases en las instituciones educativas oficiales, hacen parte del balance positivo entregado por las autoridades en relación con el Paro agrario Nacional, sin embargo, afirman que no hay que bajar la guardia para evitar alteraciones del orden público.


En una rueda de prensa efectuada en el Comando de Policía de Soacha y a través del Sistema de Comando de Incidentes de donde hacen parte las secretarías municipales de Salud e Infraestructura, las Direcciones de Servicios Públicos y de Transporte, Cuerpo Oficial de Bomberos, Defensa Civil, Policía, Ejército, Fiscalía, CTI, Sijín, ICBF, Infancia y Adolescencia, Defensoría del Pueblo, Personería y Transmilenio, se definieron los roles que cada una de estas desarrollarán dentro de lo que será el desarrollo del paro nacional agrario en Soacha, siendo prioridad el tema de la seguridad para que no se repita lo acontecido durante el mes de agosto del año anterior donde la situación de orden público fue caótica.

De acuerdo a lo manifestado por miembros de la Policía nacional, a pesar de no haberse presentado novedades referentes al orden público hasta el momento, se han dispuesto un total de 144 uniformados a lo largo y ancho de la Autopista Sur que son apoyados por el uso de medios tecnológicos y personal vestido de civil y que tienen la misión de prevenir incidentes; para ello entregarán reportes cada hora en el PMU (Puesto de Mando Unificado) dando aviso sobre la situación.

“Queremos entrar directamente a dialogar y a tomar contacto con los líderes que promuevan las protestas, no vamos a entrar a realizar intervenciones porque el histórico ha demostrado que se dejan lesiones, pérdidas humanas y lo que necesitamos es actuar de una manera interinstitucional acompañados de la Defensoría del Pueblo, de la Personería y de todas las instituciones encargadas de velar por el respeto a los derechos humanos”, señaló el coronel Carlos Rojas, Comandante de la Policía de Soacha.

Además recalcó la necesidad de analizar lo que sucede en el departamento de Cundinamarca, sobre todo en los municipios y ciudades aledañas a Soacha para entrar a tomar decisiones con respecto a la continuidad o retiro del PMU, esto dependiendo también de las disposiciones que el Gobierno Nacional tenga en cuanto a la evolución del paro en todo el país y a las consideraciones a las que haya lugar en el tema de seguridad.

“Yo debo resaltar el comportamiento de los campesinos especialmente en los corregimientos y el histórico nos lo ha dado, el año pasado nos reunimos y pudimos concertar con ellos, con la administración municipal, así que debo manifestar que el comportamiento de los campesinos durante el paro nacional agrario fue excelente y lo tengo qué decir, entendieron, comprendieron y se ubicaron en una zona estratégica pero todo bajo una conducta realmente ejemplarizante”, concluyó el Coronel, estableciendo la diferencia entre lo que fue el proceder de los campesinos frente a los habitantes de las zonas urbanas durante el pasado paro nacional agrario y de cara al que está aconteciendo por estos días.

Por su parte el Director de Apoyo a la Justicia, Elberto Ariza, dijo que también se trabaja en temas de investigación y judicialización de las personas que traten de alterar el orden público, manifestando que si bien la protesta es legítima, esta debe hacerse bajo unos lineamientos de respeto por la vida, por los bienes y las garantías de las demás personas, por tal motivo, entidades como la Fiscalía y el CTI también hacen parte del PMU y trabajan de la mano con la Policía para identificar posibles responsables de actividades delictivas durante las marchas.

“No haga parte de las manifestaciones simplemente por la emoción de llegar allá o porque factores externos lo estén conduciendo a este tipo de actividades, dado que si bien la protesta y las marchas están garantizadas, ellas se deben hacer dentro de un marco que debe respetar los derechos, los bienes y las garantías de todos, y también decirles que este tipo de actividades desbordadas son penalizadas”, aseguró Ariza.

Hay que decir que según algunas fuentes de inteligencia, varias personas estarían preparando una colatón en Transmilenio, es decir, una entrada masiva al sistema sin pagar el pasaje, por lo que las autoridades ya han tomado las medidas necesarias para prevenirla, así como un posible cacerolazo en el cual se estaría realizando el acompañamiento correspondiente, no obstante aún no se tiene certeza sobre la hora y el lugar de dichas actividades.

Finalmente, se resalta la labor de instituciones como el Cuerpo oficial de Bomberos, que cuenta con 4 vehículos disponibles, así como con 26 oficiales y 10 voluntarios; la Defensa civil que dispone de personal confinado en sus respectivas sedes para reaccionar ante una emergencia; de igual manera se cuenta con ambulancias que estan ubicadas en puntos estratégicos de la Autopista Sur y en el Comando de Policía.

En cuanto a las medidas preventivas, por el momento se tiene estipulada la prohibición del porte de armas, la prohibición de trasteos, la permanencia de unidades especiales del Ejército en algunos puntos, la recolección de elementos que ocasionen peligro para la comunidad; tal y como se efectuó en una de las entradas al municipio, en donde se recogieron cerca de 500 llantas por parte de la Secretaría de Infraestructura en compañía de la Policía. Así mismo, de momento se continuarán impartiendo clases normalmente en los colegios oficiales hasta nuevo aviso, dependiendo del desarrollo que tenga el paro nacional agrario y las negociaciones que se lleven a cabo.