Después de 24 años, la caseta Nuevo Salto y la vía Chusacá (Soacha) – El Portillo (Viotá) volvió a ser administrada por el ICCU.

Así las cosas, el departamento entró a manejar tanto el peaje como la vía, a través del Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca – ICCU, a partir de la media noche del Miércoles Santo luego de ser administradas durante 24 años por el Concesionario Troncal Tequendama.

La reversión se da tras el termino de las obras y el mantenimiento que adelantó el Concesionario durante el tiempo de administración de Nuevo Salto en la vía Chusacá – El Colegio – El Triunfo – Viotá – El Portillo.

A partir del 1 de abril, el ICCU incluyó esta caseta dentro del proyecto memorable Plan 500, con el objetivo de garantizar la ejecución de las intervenciones necesarias para mejorar las condiciones de la vía, la movilidad y seguridad de los usuarios que continuamente transitan por el corredor.

“Después de 24 años de haber permanecido operada y mantenida la vía Chusacá – San Antonio del Tequendama – El Colegio – Viotá – El Portillo, por parte del Concesionario Tequendama, podemos contarle a los cundinamarqueses que asumimos desde el Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca el reto de administrar y operar este corredor, y lo hacemos parte de nuestro Plan 500, que va a mejorar, mantener y rehabilitar más de 500 kilómetros de vías en el Departamento de Cundinamarca para seguir construyendo la Región que Progresa”,  aseguró la gerente general del Instituto, Nancy Valbuena Ramos, sobre este proceso que representa un logro para el Departamento, teniendo en cuenta que el dinero recaudado estará destinado primordialmente al desarrollo de obras de infraestructura vial para fortalecer la calidad de vida de quienes viven en la región.