Esta es la pregunta que desde mediados de diciembre se hacen decenas de adolescentes y jóvenes que tomaban lecciones en este programa, y que no han podido continuar con su formación debido a que en la actualidad no hay quien imparta las clases.


Con los constantes cambios de Gobierno que han habido en el Municipio desde la suspensión del Alcalde José Ernesto Martínez, han sido varios los programas y proyectos de la Administración Municipal que han visto afectada su continuidad; uno de los que quizás ha sentido más esa dificultad es precisamente el de las Escuelas de Formación Artística.

“Nos encontramos en el proceso de contratación del personal y los docentes para este año, en la actualidad ninguna de las personas que nos venían colaborando tienen contrato firmado y mientras no tengamos esto resuelto no se puede hacer nada. Es de destacar que el proceso ya se encuentra en curso, pero es algo ‘dispendioso’ si se tiene en cuenta que eso depende directamente de la Alcaldía y en este momento las circunstancias presentadas por la ola invernal de fin de año y la que está comenzando ahora, se vuelven prioridad”, explicó Eris Maritza Díaz, Directora de Cultura de Soacha.

Díaz agregó que el presupuesto para continuar con el programa está y se cuenta con los recursos suficientes para vincular al personal necesario, sin embargo la decisión final depende exclusivamente del Gobierno Municipal.

“Con el atraso que hubo en la gestión administrativa, el Alcalde llegó a priorizar las labores del día a día (como por ejemplo la emergencia registrada en el barrio Villa Sandra), sin embargo confiamos en que a finales de marzo podamos iniciar nuevamente el proceso con los estudiantes antiguos que reiniciarán los talleres en el nivel siguiente al que venían trabajando. Ya para los alumnos nuevos se hará la convocatoria como habitualmente se ha realizado”, concluyó la Directora de Cultura.

Sin duda el atraso en la contratación es uno de los mayores problemas que enfrenta la administración pública municipal y será uno de los temas a resolver por parte del alcalde (D) Iván Moreno. Para muchos contratistas el proceso se ha vuelto dispendioso y en la mayor parte de casos se coincide que hay atropellos y abusos por tanta tramitología, especialmente en la oficina jurídica de la alcaldía. Hay personas que llevan alrededor de cuatro meses esperando el contrato, pero es la hora que aún no se les resuelve nada.

La afectación de las escuelas de formación de la Casa de la Cultura es sólo un ejemplo de la negligencia y lentitud con que se maneja el tema de contratación en el municipio de Soacha, afectando sin duda, procesos que se venían manejando eficientemente y que ahora quedaron parados.