Un joven dedicado al entrenamiento físico fue sorprendido por dos delincuentes que le hurtaron su bicicleta, no contentos con ello le propinaron un golpe contundente con una botella que le causó un daño cerebral irreversible.

Donato Quintero de 30 años de edad fue atracado en Bogotá, él se salía de su trabajo un fin de semana en un restaurante ubicado en el barrio Patio Bonito, al suroccidente de Bogotá, cuando fue sorprendido por dos sujetos que le forcejearon su bicicleta; el joven se defendió desde el suelo con patadas, pero los delincuentes le respondieron con golpes en la cabeza.

El joven pudo levantarse del suelo y perseguir a sus agresores, pero el dolor que sentía no lo dejó continuar. Donato fue llevado de urgencias a un centro de asistencial donde le diagnosticaron “meningitis cerebral; duró un mes hospitalizado, después le dieron 6 infartos cerebrales”, dijo Zenaida Vásquez, madre del joven.

La familia de Donato pide a la policía del sector de Patio Bonito realizar más vigilancia en la zona, ya que por este barrio son recurrentes los hurtos y posteriormente las agresiones. Además, la situación del joven es grave y por ello hoy pide ayuda de una mano generosa para que pueda recibir atención especializada.

“En dos o tres meses le darán cita en la Eps a Donato y es muy tarde porque él necesita terapias, una cama clínica y pues más cuidados que amerita su estado de salud, él está en silla de ruedas”, indicó la madre del joven.

Foto: captura de pantalla Noticias Caracol