Un hombre señalado de violar a un niño de 6 años el pasado jueves en uno de los conjuntos de Hogares Soacha fue golpeado y arrastrado por las calles. De no ser porque la Policía hizo presencia en el lugar, el sujeto  había sido asesinado por una turba enardecida y con ganas de hacer justicia por sus propias manos.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves cuando presuntamente el hombre violó a un menor de edad dentro de un apartamento.   

 “El sujeto le dijo  a mi hijo que jugaran a las escondidas, fue cuando  se lo llevó para una torre,   abusó de él, le tocó los genitales y por todo lado, lo besó y lo penetró, pero  la Policía no quiere hacer nada, sabiendo que el señor tiene seis reseñas por violación, secuestro, acceso carnal violento y dicen que si no hay pruebas que a mi hijo  lo penetraron, que no van a hacer nada”, dijo la madre del menor.

El presunto responsable había sido capturado el mismo jueves, pero anoche fue visto de nuevo en las calles del conjunto, situación que desató la furia de la comunidad de Hogares Soacha. A eso de las 10:00 p.m. comenzaron los rumores que al hombre lo habían soltado y que estaba en el apartamento.

En menos de 15 minutos ya se habían reunido más de cien personas y la gente comenzó a correr, indicando el lugar donde se encontraba el presunto violador. “Protestamos por la violación del niño  porque no podemos permitir que este señor camine campantemente por las calles del conjunto”, dijo una de las participantes de la protesta.

Una turba enardecida se apostó  en la parte de afuera de la unidad residencial para exigir justicia y rechazar el presunto abuso del niño. La meta era encontrar al supuesto  violador, y a pesar de que este corrió y trató de esconderse en otros conjuntos, finalmente fue detenido por la comunidad; el sujeto fue golpeado en repetidas ocasiones, linchado y arrastrado por las calles, hasta que la policía hizo presencia en el lugar y lo salvó de ser asesinado por la estampida humana que lo señalaba de violación. El hombre fue trasladado a un centro asistencial con heridas de gravedad.   

Entre tanto, el parte médico donde permanece el niño supuestamente violado,  asegura que no hubo violación, pero los vecinos y familiares afirman que sí se abusó del menor.

Finalmente, el secretario de gobierno y alcalde encargado de Soacha, William Mayorga, hizo un llamado a la reflexión e invitó a la comunidad a no tomar justicia por sus propias manos, teniendo en cuenta que los mismos ciudadanos pueden resultar inmersos en investigaciones y señalados de cometer delitos como lesiones personales.

Foto referencia: Hogares Soacha