Este lunes la Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó durante 11 años a César Fabián Villalba, alcalde de Girardot, Cundinamarca, por irregularidades en contratación.

Al parecer, Villalba incurrió en una falta disciplinaria al suscribir un convenio con una fundación que no cumplía los requisitos exigidos por la Ley.

Según la entidad, para la fecha en la que se firmó el convenio, la empresa contratista no contaba con la experiencia relacionada ni el conocimiento de las actividades objeto del contrato por lo que se habría vulnerado el principio del debido proceso.

En esa línea, se descubrió que cuando se adjudicó el convenio, la empresa no contaba con el personal calificado para realizar las actividades que se describían en el documento, que tenía como objeto: “Aunar esfuerzos técnicos, administrativos, operativos y financieros, para la concentración, socialización, preparación, formulación, ajustes y adopción del plan de desarrollo”. El contrato fue por $126 millones.

Esta falta fue calificada por el ente de control como gravísima, al considerar que Villalba desconoció los principios que rigen la función administrativa. Se espera que el señalado interponga un recurso de apelación.

Fuente: RedMas