La iniciativa que prohíbe la ocupación del espacio público con colas o filas, fue aprobada en la Plenaria del Concejo de Bogotá y pasa a la firma del alcalde Gustavo Petro para convertirse en acuerdo de la ciudad.

La norma prohíbe a las entidades o instituciones que prestan servicio al público que realicen o extiendan filas de espera hacia los andenes, calles, zonas verdes, parques y, en general, al espacio público.
Además, el acuerdo establece, con carácter obligatorio, la implementación de manuales, procedimientos y protocolos de servicio al ciudadano para que las instituciones o empresas presten servicios dignos, con decoro y cálidos a la ciudadanía en general. Esta fue una idea propuesta por el concejal Felipe Mancera (Partido de la U).
El concejal Mancera, autor de la iniciativa, aseguró que “con la aprobación de este proyecto se pone fin al triste espectáculo de observar a adultos mayores, personas en condición de discapacidad, mujeres embarazadas y ciudadanos de toda condición social, pasar largas horas bajo el sol y el agua ocupando parques, calles, zonas verdes y alamedas a la espera de ser atendidas por alguna entidad pública o privada”.

“Incluso, en los últimos años, en Bogotá se han presentando muertes de personas que no soportaron las largas filas a las que muchas veces son sometidos los bogotanos. Se trata de evitar que se repitan esos absurdos casos”, indicó el concejal Mancera.

Para el cumplimiento de la norma, la Secretaría de Gobierno, la Policía Metropolitana, el Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público, las alcaldías locales, y demás autoridades competentes, deben establecer medidas para que en ningún caso se realice o extienda la atención en fila de espera, de servicios de naturaleza pública o privada al espacio público.

De lo contrario, se ordenará la suspensión y disolución inmediata de tales filas y la conminación al responsable, de acuerdo al Código de Policía. En caso de ser una entidad pública se pondrá en conocimiento a la Personería de Bogotá o la autoridad competente.
Para finalizar, el cabildante puntualizó que ahora el ciudadano debe ser atendido por las entidades que prestan servicio al público adecuadamente, dentro del mayor confort y con los mejores estándares de calidad, señalando prioridad para adultos mayores, personas en condición de discapacidad y mujeres en estado de embarazo.

Fuente: Barriosdebogota.com