Según la Secretaría de Salud del Distrito,  ya son 581 los heridos tras las protestas. De esta cifra, 331 son civiles, de los cuales 75 resultaron heridos por arma de fuego, 43 con armas cortopunzantes y 187 por otro tipo de heridas, mientras que 250 uniformados de la Policía Metropolitana también resultaron afectados por estos hechos.

Las  movilizaciones para rechazar el abuso policial continuaron este lunes. Más de 200 personas marcharon por toda la carrera Séptima desde la calle 32 hasta la calle 72 para pedir justicia.

Uno de los manifestantes dijo: “Asesinaron a 10 personas en Bogotá. Nadie responde, nadie dice quiénes dispararon, quién dio la orden. Estamos aquí para pedir que los responsables paguen (…)».

“Todos los jóvenes que murieron estaban protestando por sus derechos, exigiendo que se acabara este abuso. Están muertos y el Gobierno guarda silencio. Sus familias, sus amigos y todo el país necesitan saber por qué hubo disparos y esa represión por parte de la alcaldía y el gobierno”, aseguró  Jairo Ocampo.

Finalmente y frente a las muertes por disparos que se registraron en las manifestaciones, el ministro  de Defensa, Carlos Holmes, aseguró  que se identificaron a los uniformados que se encontraban en los sectores donde se presentaron esos hechos y que su arma de dotación fue dejada en custodia.

Fuente: Sistema integrado de información