Colombia se encuentra moderadamente preparada para la era digital al ser catalogada dentro de la etapa de ‘Aceleración’, en el estudio Digital Readiness Index. Si logra subir 1, 62 puntos podría entrar en la categoría de ‘amplificación’, la más alta del ciclo contemplado en esta medición que incluye tres etapas: ‘activar’, ‘acelerar’ y ‘amplificar’,y que están organizadas en orden ascendente como indicadores de preparación digital.


Colombia obtuvo 12,88 puntos, lo que señala que el país es capaz de aprovechar la tecnología digital y está lista para aumentar su ritmo de innovación. Además, que es posible maximizar el impacto positivo de la digitalización en el crecimiento económico, aumentando proactivamente la facilidad con la que las empresas pueden operar.

El promedio de Latinoamérica fue de 11,78 y el promedio global fue de 11,96, mientras que el de las naciones mejor calificadas fue de 16,83 puntos, dentro de las que se destacan Estados Unidos, Japón y Australia.

El puntaje más alto de Colombia lo obtuvo en Startup Environment (2,51 sobre 3,0), ocupando el primer lugar en América Latina y el séptimo a nivel mundial, lo cual habla de la capacidad de generar negocios de tecnología. Este factor mejoraría si crece la disponibilidad del capital de riesgo.

Colombia también es líder mundial en virtud de los derechos legales y ocupa el sexto lugar en América Latina, al considerarse que ha hecho un trabajo sobresaliente de políticas públicas e impulso legal.

Por otro lado, el puntaje más bajo de Colombia se registró en el ítem de capital humano, ocupando el décimo lugar en la región y el 71 a nivel mundial.

Esto representa un reto para seguir creciendo en otros indicadores y muestra una falencia en educación superior para hacer sostenibles los indicadores positivos.

Adicionalmente, el país obtuvo el puesto 59 en alfabetización de adultos a nivel mundial y el 71 en calidad de educación matemática.

En cuanto al tiempo requerido para comenzar un negocio, Colombia se posicionó en el lugar 49 a nivel global, lo que muestra que es necesario seguir fortaleciendo el emprendimiento para que sea menos complicado abrir una empresa.

Tomado de http://www.portafolio.co