Hay versiones encontradas porque mientras un sector de la comunidad  culpa al Esmad de haber disparado balas de goma durante el procedimiento de desalojo del pasado jueves en Ciudadela Sucre, las autoridades aseguran que sólo utilizaron gases lacrimógenos.

En redes sociales se asegura que el Esmad disparó balas de goma y que una de ellas impactó en el pecho del estudiante de 15 años  Duván Mateo Aldana Álvarez, incluso la Subdirectiva Sindical del Magisterio de Soacha denunció a través de un comunicado el uso desmedido de fuerza por parte de los uniformados, y exigió esclarecer la muerte del joven.

“Exigimos a la Administración Municipal en cabeza del Sr. alcalde Juan Carlos Saldarriaga Gaviria el esclarecimiento de los hechos y el castigo a las personas implicadas en el mismo hecho sin cabida a la Impunidad”, dice parte del comunicado.

Así mismo, el comité de DD. HH. José Martí  denunció que el adolescente  murió por un «impacto de bala en el pecho» durante la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Puede recordar: Desalojan invasores de los cerros de Ciudadela Sucre en Soacha

Pero la versión de las autoridades es otra. El comandante de la Policía Cundinamarca, coronel César Ovidio Castro, aseguró que los uniformados no usaron armas.

“Nunca se tuvo conocimiento de algún lesionado o alguna situación que hubiera pasado durante el tiempo que duró el procedimiento policial. Este lote fue entregado desocupado  hacia las 5:30 p.m.  del jueves al  abogado que tenía poder por parte del propietario. La Policía es garante de todos los derechos de los ciudadanos y de las personas que gozan de especial protección”, aseguró el oficial.

De igual manera, el alcalde de Soacha Juan Carlos Saldarriaga lamentó  el hecho y expresó su solidaridad con la familia  del joven, quien presuntamente habría fallecido durante la invasión a un predio en Ciudadela Sucre de la comuna cuatro.

El mismo Saldarriaga solicitó a la Fiscalía que se esclarezca con prontitud la muerte del menor y  expresó sus condolencias a  la familia del joven. “Solicito a la Fiscalía, a la SIJIN y el CTI que de manera urgente se esclarezcan los hechos para que exista certeza y claridad”, puntualizó.

El joven muerto en los confusos hechos respondía al nombre de Duván Mateo Aldana Álvarez, tenía 15 años y era estudiante del grado 801 de la Institución  Educativa  Buenos Aíres de Ciudadela Sucre.

Por Ricardo G.