El año avanza con rapidez mientras varios aspirantes a la Alcaldía de Suacha por los partidos de la Unidad Nacional ya dan por sentado que son los ungidos por sus colectividades y hasta dudosas encuestas realizan para ratificar ficticias designaciones como el caso de Juan Carlos Saldarriaga de la U, de Juan Miguel Méndez Molano del partido Liberal, el caso del reconocido contratista Milton Rivera de los conservadores y el profe Eleazar González por Cambio Radical, quienes desde diciembre iniciaron campaña, algunos de ellos disfrazados de Santa Claus.


Durante el mes de diciembre Saldarriaga y Méndez, aparecieron en diferentes partes del municipio en modernos y veloces “trineos” cuatro por cuatro repartiendo “regalos” en alianza con la “familia “periquista”, mientras Rivera, en un alarde de derroche económico realizó en la zona Rosa de Suacha una fiesta a la que según diversas fuentes, asistieron cerca de 1500 personas sin contar con la aspiración del actual concejal José Martín Peñuela y el eterno candidato Efraín Gutiérrez “Tarzán”, no obstante las advertencias del CNE sobre sanciones a quienes realicen actividades de proselitismo antes de tiempo y de que los partidos notificaron hace rato al mismo organismo que harán consultas para elegir a sus candidatos.

Situación diferente se presentó en los dominios de Cambio Radical cuando hasta hace unos días se pensaba que el único candidato sería el profesor Eleazar González, quien cuenta según se dice con el apoyo del alcalde Nemocón, de la parlamentaria Betty y la bendición del presidente del partido Carlos Fernando Galán, razón por la cual han surgido fricciones entre el Senador Varón Cotrino y la parlamentaria, pues sorpresivamente surgió el nombre del aventajado alumno Giovanni Ramírez Moya, otrora compañero de bancada del profe, con las mismas y legítimas aspiraciones, formado como él en las toldas del casi desaparecido “ramirismo”, eso sí, sin sus mañas ni resabios.

Entre los candidatos del Centro Democrático se sabe que tres personajes se consideran cada uno depositarios de la bendición profética de su jefe Varito: el exsacerdote y exalcalde Jesús Ochoa Sánchez, el exconcejal y ahora pastor Andrés Jaramillo y el consumado émulo local del senador Uribe, el joven Fredy Alexander Párraga González, quien a semejanza de su jefe con el twiter, también hace campaña política virtual desde el Facebook.

En contraste, los sectores alternativos, democráticos y de izquierda, parecen avanzar como los reyes magos, a lomo de camello en el desierto de la división, guiados por las estrellas del sectarismo y la ortodoxia de su fe política sin alcanzar, como diría Álvaro Gómez, acuerdos sobre lo fundamental para encontrar coincidencias (que no son pocas) para construir un programa de gobierno que convoque a la unidad de los ciudadanos en torno a un buen candidato.

Al interior de esos sectores sin embargo no es muy difícil vaticinar que algunos de los posibles nombres de precandidatos sean también varios “ex”, como el caso de abogado Juan Pinzón ex candidato a la Cámara por el PDA y el comunicador, docente universitario y ex candidato a la Asamblea de Cundinamarca, Alejandro López Torres, en representación del Partido Verde.

Pero como ha sido tradicional entre estos sectores, es muy probable que vayan divididos y otros terminen aliándose con los sectores de la política tradicional para asegurar algunos espacios de participación burocrática en la administración y en la contratación en función de la cantidad de votos que logren obtener para no desaparecer del mapa y del imaginario político del municipio.

Si bien es cierto que los nombres de los aspirantes de los anteriores sectores mencionados tienen trayectoria, reconocimiento y ningún impedimento o cuestionamiento ético, moral, penal, disciplinario o administrativo, ello no será suficiente para alcanzar el favor de los ciudadanos.

Se requiere de un candidato joven, que concite con carisma, autoridad y carácter el interés de los ciudadanos con un discurso coherente y equilibrado para atraer a otras fuerzas políticas y generar atracción entre el voto de opinión y el conocimiento riguroso de la problemática del municipio.

angelhumbertotarquino@yahoo.es