Alexander Carretero se había declarado culpable de ser el reclutador de tres jóvenes de Soacha, ahora dice que no estuvo involucrado y que dijo haber aceptado la culpa porque firmó un preacuerdo con la Fiscalía en donde su pena sería reducida.


Alexander Carretero Díaz fue condenado a 17 años de prisión por reclutar a Carlos Mauricio Nova Vega y Rafael Andrés Plata Sánchez, quienes fueron trasladados con engaños desde Bucaramanga hasta Ocaña, Norte de Santander.

Luego, fueron trasladados a la vereda Islitas del municipio de Hacarí donde fueron asesinados por miembros del Ejército Nacional adscritos al Batallón de Infantería No. 15 General Santander y presentados como presuntas bajas en combate.

Sin embargo, aunque las madres de estos jóvenes por lo menos contaban con la tranquilidad de saber que uno de los responsables de las muertes de sus hijos ya estaría decenas de años tras las rejas, en declaración que rindió el pasado 22 de julio de este año, en calidad de testigo contra los militares de ese batallón, se retractó de su participación.

¿Qué participación tuvo usted en los hechos del 25 de agosto 2008 en islitas, Hacarí, donde fueron dados de bajas 3 personas?

No tengo nada que ver. Vengo enfermo, ¿puedo guardar silencio o debo continuar?

Por su retractación, confundida, una de las partes vuelve y le pregunta si tuvo participación y si es consciente que ya fue condenado por los hechos.

¿Tuvo participación?

No.

¿Fue condenado por los hechos?

Sí, firmé un preacuerdo.

Cuando le preguntan el motivo por el cual se declaró culpable de los hechos, Carretero dijo que todo lo hizo por unos beneficios que le prometió la Fiscalía.

Según Carretero, se declaró culpable de ser el reclutador de los tres hombres porque firmó un preacuerdo con la Fiscalía, con el que le prometieron beneficios y “no es justo que me condenen a 44 años”.

Fuente:RCN