El candidato a la Gobernación de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, dijo que en su gobierno se construirá el Regiotram de Occidente, continuará el proyecto del Tren del Norte y comenzará los estudios y diseños de lo que en un futuro será el tren Soacha-Bogotá.

Bustos aseguró que entre  sus prioridades está reforzar lo que se ha hecho con las juntas de acción comunal. “Nosotros les dimos a las Juntas la confianza de ejecutar sus propias obras y ha sido un éxito total. Hay que continuar así. Hoy somos el departamento del país que más invierte en saneamiento básico y vamos a terminar el cuatrienio con una inversión de $900.000 millones”.

 Pero uno de los sectores en donde concentrará más esfuerzos es el transporte.  “Yo soy de Sabana occidente y recibiría con mucho orgullo y enorme responsabilidad la tarea de su ejecución y puesta en funcionamiento del Regiotram de Occidente. A este respecto, nuestro compromiso es que esa obra se adelante en los tiempos previstos y sin retrasos”.

Pero también habló del proyecto del Tren del Norte y de la posibilidad de construir a futuro un tren para Soacha.

“En mi gobierno existe el compromiso de materializar los estudios y diseños que se vienen adelantando para el Tren del Norte, que sería de carga y pasajeros y que uniría a Zipaquirá con Bogotá. Y una tercera tarea en materia de transporte público alternativo, será la de comenzar los estudios y diseños de lo que en un futuro será el tren Soacha-Bogotá”.

En cuanto al tren a Soacha, aseguró que su compromiso es dejar todo listo para que su sucesor lo termine. “En el departamento no caben los egos para hacer obras que solo uno pueda iniciar y terminar. Aquí hay obras a largo plazo que, con responsabilidad y madurez política se tienen que hacer, así no sea uno quien corte la cinta”.

Finalmente, García se refirió al proyecto de se está tramitando en el Congreso  sobre la creación de lo que sería la Región Metropolitana de la Sabana.

“Yo creo que esta es una oportunidad muy valiosa para construir una propuesta de lo que debe ser la región. Me parece que la idea está bien sustentada pero presenta muchos vacíos que debemos aclarar en el camino, como por ejemplo la representación de cada entidad territorial en una mesa. Es decir: no podemos permitir que Bogotá, por ser más grande, tenga un voto mayoritario porque se acabaría cualquier equidad, y eso aún no está contemplado ni previsto aun en el Acto Legislativo.

Lo vemos con muy buenos ojos, como una oportunidad para que entre todos concertemos lo que debe ser nuestra ciudad-región y esperamos construir entre los nuevos gobiernos. Que los congresistas nos permitan ayudar a diseñar ese Acto Legislativo. No obstante, debo recordar que la Ley 1454, la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, prevé ya una figura muy bonita, que es la Región de Planificación y Gestión, que nos permite trabajar, a la gobernación, a los municipios y a Bogotá, en proyectos particulares. Ella puede ser una herramienta mientras se consolida el Acto Legislativo”.

Apoyo: Nuevo Siglo