Después de los paseos vacacionales, la piel de muchas personas sufre serias afecciones causadas por el sol. Aquí le enseñamos algunos remedios caseros para curar rápidamente su epidermis.


La piel tiene una sustancia llamada melanina, la cual se convierte en una capa protectora frente a los efectos de los rayos ultravioleta, la sobre exposición de la piel (especialmente la blanca) produce quemaduras que se traducen en una coloración roja que en situaciones genera molestia, ardor e incluso ampollas.

Aunque existen diversos remedios caseros, ninguno reemplaza el cuidado preventivo, que consiste en el uso de bloqueador solar de un alto SPF (Sun Protector Factor), evitar la exposición prolongada al sol, o en horas en que los rayos solares son más intensos. Si a pesar de estos cuidados su piel se encuentra quemada, puede seguir alguno de los siguientes consejos.

Aloe vera

Corte sus hojas carnosas, a las que previamente les debe retirar las espinas, aplique el cristal de la sábila sobre la piel roja. El alivio será inmediato, ya que el aloe vera posee un poderoso efecto anestésico, además de ser uno de los mejores reconstituyentes para la piel.

Pepino

Puede cortarlo en rodajas y frotar con él la piel roja, para aliviar el ardor y la inflamación. Esto también puede hacerlo con rayadura de papa, ya que el almidón que contiene posee efectos suavizantes.

Duchas especiales

Antes de bañarse, agregue un poco de polvo de hornear o bicarbonado al agua de baño, esto ayudará a suavizar la piel quemada.

Compresas

Para aliviar la inflamación de la piel, use compresas de vinagre de manzana. También con un algodón, puede aplicar la clara de huevo sobre la piel afectada.

Como ve, son diferentes opciones las que ayudarán a aliviar la piel quemada por el sol, sin embargo, durante cualquier época del año lo mejor es protegerla, hidratarse de manera constante y mantener una dieta rica en vitaminas C y E, ya que son antioxidantes y conservan un mejor estado epidérmico.