Hasta el próximo 21 de noviembre estará abierta la convocatoria realizada por la Secretaría de Ambiente del departamento para la postulación de predios en los cuales se pueda poner en marcha la estrategia de Pago por Servicios Ambientales (PSA).


Los Pagos por Servicios Ambientales tienen como propósito promover la conservación y recuperación de áreas de importancia estratégica para la preservación de recursos hídricos que surten de agua a los acueductos municipales, distritales y regionales.

“Invitamos desde ya a los alcaldes de los nueve municipios priorizados, ubicados en la cuenca del río Bogotá, para que postulen, lo más pronto posible, los predios que en su criterio, cumplen con los requisitos establecidos en el Decreto 0953 de 2013 y en los cuales consideran que se puede implementar la estrategia PSA. Esta experiencia piloto, busca estimular los esfuerzos de los propietarios privados por preservar la oferta hídrica, condición prevalente en los ecosistemas estratégicos de estos municipios”, destacó la Secretaria del Ambiente, Marcela Orduz.

La titular de la cartera ambiental destacó que la convocatoria estará abierta únicamente hasta el próximo 21 de noviembre y que, en atención a las directrices de la CAR, los alcaldes pueden postular predios de 51 veredas de los municipios de Villapinzón, Chocontá, Cogua, Zipaquirá, Tabio, Bojacá, San Antonio del Tequendama, Sibaté y Viotá.

La estrategia de Pago por Servicios Ambientales (PSA), que Cundinamarca adelanta con el aval y apoyo técnico del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible y la participación activa de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, se convierte en la primera experiencia promovida por el sector público en materia de reconocimiento de la responsabilidad ambiental de los propietarios de predios particulares y cuenta para su implementación con el concurso de la Corporación Ambiental Empresarial (CAEM), filial de la Cámara de Comercio de Bogotá y del Banco Davivienda

Los municipios deben postular los predios que, independientemente de su extensión, contemplen, cada uno, un área máxima de diez (10) hectáreas, que se encuentre en estado de conservación o que el uso potencial del suelo corresponda a la preservación de los recursos naturales, especialmente el recurso hídrico y cuyos propietarios estén interesados en su preservación.

Adicional a los criterios técnicos que servirán para la selección de los beneficiarios, los postulados deben ser los propietarios o poseedores regulares de los predios y pertenecer a los niveles 1, 2 y 3 del SISBEN, de manera que esta estrategia pionera contribuya al mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades cundinamarquesas.