Bogotá continúa en alerta roja hospitalaria y mantiene el pico y cédula, pero el fin de semana del 30 y 31 de enero no habrá cuarentena general.

No obstante, la ciclovía no se podrá realizar y no están permitidas las aglomeraciones, las ferias comerciales como las de San Victorino, el fútbol y las actividades en parques metropolitanos.

En cuanto al toque de queda nocturno, comenzará este viernes 29 de enero, desde las 10:00 p.m. hasta las 4:00 a.m. Se mantiene el pico y cédula para entrar a establecimientos comerciales (excepto en restaurantes, farmacias y hoteles).

El secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, aseguró que la ciudad seguirá en alerta roja hospitalaria mientras la ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI) esté por encima del 80 %. En este momento, las UCI en Bogotá está en 90,7 % (total) y 92 % (camas para pacientes Covid).

Pero la novedad es que ya no habrá cuarentenas por localidades, sino UPZ (las más contagiadas). Por ahora y las que comenzarán desde las cero horas de este sábado 30 de enero hasta las 11:59 p.m. del 12 de febrero, son las siguientes:

  • Localidad de Suba: Tibabuyes, Suba y El Rincón
  • Localidad de Engativá: Boyacá Real y Garcés Navas
  • Localidad de Fontibón: Fontibón
  • Localidad de Kennedy: Castilla y Timiza
  • Localidad de Usaquén: Los Cedros

Las UPZ Bosa Occidental y Bosa Central, en la localidad de Bosa, y Ciudad Montes, en la localidad de Puente Aranda, estarán siendo monitoreadas por su número de contagios y su situación será evaluada en una semana.