En el mismo pozo donde se ahogó un joven de 21 años el sábado 9 de mayo de 2020, el martes de esta semana la víctima de las frías aguas fue un menor de edad.

En un predio privado, propiedad de la empresa Alfagrés, existe un pozo profundo que algunos jóvenes utilizan para nadar, pero sus frías aguas han ocasionado tragedias, tal y como sucedió el martes de esta semana cuando 4 jóvenes, desafiando las condiciones del lago, ingresaron a bañarse.

El informe de la policía indica que sobre las 5:10 p.m. del martes 2 de febrero se reportó el ahogamiento de un joven de 17 años en dicho lago. Uniformados de la estación Chicó atienden el caso y de inmediato avisan al cuerpo oficial de Bomberos de Soacha para que sus unidades verifiquen el hecho.

“Salimos de inmediato en un vehículo con algunas unidades. Llegamos y nos dicen unos muchachos que se habían ido a bañar, pero que un joven se había ahogado. Nosotros no tenemos equipo especializado, pero subimos un bote e hicimos la búsqueda, lanzamos cuerdas y ganchos, pero no lo localizamos. Pedimos apoyo de Bomberos Bogotá porque ellos sí cuentan con un equipo de buzos calificados y equipos, y ayer subimos de nuevo para hacer la búsqueda, y sobre las 2:30 p.m.  se encontró el cuerpo y se le entregó a la familia y a las autoridades”, dijo el teniente Iván Riobueno, comandante del Cuerpo Oficial de Bomberos Soacha.

El cuerpo oficial de Bomberos de Soacha dijo que este es un pozo artesanal que se deriva de la cárcava que se hace en las canteras por la explotación minera, “se llenan de agua y los jóvenes los utilizan como piscina, pero son muy profundos y sus aguas demasiado frías, por lo que se reitera la invitación a las personas para que no ingresen a ellos por el peligro que representan”.

En el caso del lago de Alfagrés, varias personas se han ahogado en este sitio, incluyendo al joven Daniel, quien al parecer sufrió calambres y se hundió en las frías y oscuras aguas de este pozo ubicado en el corregimiento uno de Soacha.

Por Ricardo G.