El Consejo Directivo del Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio en sesión del 1 de noviembre de 2011, y después de un amplio debate, acordó publicar los borradores de pliegos de condiciones de la licitación para la contratación de los servicios de salud del Magisterio, con el fin de que la comunidad en general efectúe observaciones sobre los mismos.


Adicionalmente, reiteró que se excluirá a las Empresas Promotoras de Salud (EPS) de participar en la próxima licitación y anunció que se ampliará la participación en la licitación para la contratación de los servicios de salud a diferentes oferentes calificados con el propósito de promover una mejor atención en los servicios de salud.

Con las decisiones adoptadas, se dio cumplimiento a los acuerdos suscritos con la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) en el sentido de mantener la garantía para que a la mejor oferta calificada se le asigne la contratación del servicio de salud en cada zona.

Cabe recordar, a su vez, que en la anterior reunión del Consejo Directivo del Fomag, realizada el 28 de octubre de 2011, en cumplimiento de las disposiciones legales y de los principios de la contratación pública, se autorizó una prórroga de seis meses a los actuales contratos de salud para garantizar la prestación del servicio a todos los afiliados y beneficiarios del Fondo. De igual manera, se acordó dar apertura al proceso de licitación pública para la nueva contratación de los servicios médico asistenciales.

Los beneficios del régimen especial de los educadores

El Gobierno Nacional reitera nuevamente el compromiso de no incluir a los afiliados y beneficiarios del Fondo Nacional de Prestaciones del Magisterio al Régimen General de Salud contemplado en la Ley 100 de 1993 y de mantener el régimen especial que actualmente cobija a los educadores del país preservando intactos todos los beneficios del sistema como la exoneración de pago de bonos, cuotas moderadoras y copagos; la atención médica de todo tipo de patologías, sin restricción, desde el primer día como afiliados y la entrega de medicamentos sin límite de precios y cantidad, siempre y cuando estén aprobados por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima).

La atención de enfermedades de alto costo o catastróficas como cáncer, VIH-SIDA insuficiencia renal crónica o aguda, patologías cardiovasculares, neurológicas y trasplantes,
sin la exigencia de periodos mínimos de cotización o preexistencias, son otros de los beneficios.

A su vez, se mantendrá el acceso a programas de promoción y prevención de enfermedades que afectan el buen desempeño de la labor docente en el aula como lesiones de voz, lesiones músculo esqueléticas y salud mental y servicios preventivos y curativos para el mantenimiento de su salud que incluyen acciones en: promoción de estilos de vida
saludables, identificación precoz de patologías, adecuada valoración y orientación de problemas derivados de la actividad ocupacional, educación en hábitos ergonómicos,
prevención de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, así como tratamiento oportuno y adecuado de los problemas de salud y rehabilitación integral de incapacidades
acontecidas por causa de enfermedad general o profesional.

En conclusión, el Gobierno Nacional ratifica que mejorar la calidad de la educación significa brindar un servicio de salud oportuno y de la más alta calidad, que es el único propósito que anima la apertura de la licitación para la contratación de dichos servicios.

http://www.mineducacion.gov.co