El alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, firmó el decreto 329 que modifica a partir del lunes 31 de agosto la tarifa valle del servicio del transporte urbano masivo de pasajeros del sistema troncal TransMilenio.


Con las nuevas disposiciones “se fija una tarifa máxima del servicio de transporte urbano TransMilenio, en período valle en ($1.800) moneda corriente”. Ya no se pagarán $1500 en horarios de inicio hasta las 6 am, de 8:30 a 9:30 am, de 3:30 a 4:30 pm y de 7:30 pm a cierre de operación del sistema.

Respecto a los usuarios del SITP, la secretaria de Movilidad, Constanza García, explicó que la tarifa diferencial para las personas de estratos 1 y 2, con discapacidad o estudiantes de colegios públicos será de 900 pesos. El precio de los transbordos sí se mantiene: En hora pico $300 y en hora valle $0.

El alcalde Petro justificó la medida de eliminación de la hora valle porque ya no es necesaria en Transmilenio, pero sí en el SITP donde el pasaje continúa a $1.500 y ahora no se cobran los trasbordos, pues, según dice el alcalde, es en ellos donde se necesita que más gente se suba. Esto con la idea de que al sistema le llegue más dinero y pueda disminuir el déficit del sistema Transmilenio, que en 2014 fue de $644.000 millones.

Hace 3 años el alcalde Petro quiso motivar a las personas a montar en Transmilenio, y estableció para ello la hora valle con menor costo. Sin embargo el número de pasajeros no fue suficiente y llegaron las pérdidas. Ahora se conoce que la cifra que desembolsilló el distrito es de $447.105 millones entre agosto de 2012 y el 21 de junio de 2015.

Las utilidades de la empresa disminuyeron drásticamente. Mientras en 2012 la utilidad fue de $26.653 millones, en 2014 la cifra cayó a $4.299 millones. Se quiere recuperar de alguna forma las pérdidas que para este año sobrepasaban los dos anteriores.